15 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

Economía/Laboral.- Acuerdo en el diálogo social de País Vasco para elevar hasta 800 euros las ayudas a afectados por ERE

Gobierno vasco, patronal, UGT y CC.OO. coinciden en que es un buen punto de partida para proseguir las negociaciones

VITORIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco, Confebask, UGT y CC.OO. cerraron hoy los primeros acuerdos de la mesa de diálogo social puesta en marcha el pasado 8 de julio, que consisten en la flexibilización de las condiciones y el incremento hasta los 800 euros --hasta ahora el límite eran 600-- de las ayudas para la formación de los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (EREs). Además, se acordó reforzar las medidas contra la siniestralidad laboral.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, y los secretarios generales de Confebask, José Guillermo Zubia; UGT, Dámaso Casado, y CC.OO., Unai Sordo, dieron a conocer los primeros frutos de este proceso de diálogo, en el que ELA y LAB, que conforman la mayoría sindical en Euskadi, han rechazado participar.

Aunque la comparecencia ante los medios se demoró cerca de una hora respecto a la hora prevista, Zabaleta rechazó que el retraso se debiera a la existencia de desavenencias o a la introducción de propuestas de última hora en la negociación. La consejera explicó que el hecho de haber "apurado al máximo" la redacción de la presentación pública de los acuerdos respondió a la voluntad de "lanzar un mensaje optimista y decirle a la sociedad que la mesa de diálogo social funciona, que todas las partes están comprometidas".

Zabaleta también rechazó que los primeros acuerdos alcanzados puedan haber defraudado las expectativas levantadas sobre la interlocución entre Gobierno, patronal y sindicatos, y aseguró que las medidas adoptadas no son algo "baladí". "No sé que expectativas pueden haberse generado en torno a la mesa de diálogo social, nosotros nunca hemos tratado de generar grandes expectativas sobre la misma, porque conocemos el ámbito de nuestras competencias", manifestó.

"APUESTA DE GRAN ALCANCE"

Tras subrayar que la interlocución con los agentes sociales emprendida por el Gobierno vasco supone "una apuesta de gran alcance" que continuará en los próximos meses, Zabaleta explicó que se ha decidido "flexibilizar" las condiciones para acceder a las ayudas a la formación de los trabajadores afectados por EREs, que en estos momentos rondan las 42.000 personas en Euskadi.

La decisión se ha adoptado ante el escaso número de personas --394-- que se ha acogido hasta ahora a las subvenciones, lo que ha hecho que de los 15 millones de gasto previstos sólo se hayan utilizado 400.000 euros. El programa, puesto en marcha por el anterior Gobierno, cuenta con una partida de 15 millones de euros. Además de flexibilizar las condiciones para poder acceder a estas ayudas, se ha decidido incrementar la cuantía de las mismas. En el caso de que sea necesario, la partida económica del programa se verá también incrementada.

En la nueva convocatoria de ayudas se cambiará el método de cálculo de la subvención, pagándose en función de las horas, independientemente del número de días en los que se realice el curso de formación. Además, se incrementa de 600 a 800 euros la cuantía a percibir por el trabajador por su participación en acciones formativas durante todo el ERE o los periodos en los que su relación laboral con la empresa esté suspendida.

HASTA DICIEMBRE

Además, a partir de ahora los trabajadores inmersos en un expediente pueden acceder a la ayuda remunerada a su formación aunque su empresa no opte por acogerse a las ayudas y planificar la celebración de cursos. Empresas y trabajadores dispondrán de un plazo hasta el 30 de diciembre para presentar las solicitudes.

Gobierno vasco, patronal y los sindicatos UGT y CC.OO. también acordaron reforzar las medidas para incrementar la seguridad laboral, especialmente en el ámbito de la construcción. En este campo, se decidió establecer una serie de prioridades para éste y el próximo año dentro del Plan estratégico de seguridad y salud laboral 2007-2010.

Asimismo, se concentrarán los esfuerzos de todos los agentes implicados para adoptar medidas concretas con el fin de reducir los accidentes en la construcción --principalmente caídas desde altura-- y en otros sectores.

CONFEBASK y SINDICATOS

En referencia a la ruptura del diálogo social a nivel estatal y a la ausencia del mismo en Euskadi durante los últimos años, el secretario general de Confebask aseguró que "en los tiempos que caen y con el pasado reciente, estos acuerdos son de una importancia extraordinaria". Respecto a la posibilidad de acercar posiciones en cuestiones de mayor relevancia, indicó que "tiempo al tiempo".

Por su parte, Unai Sordo destacó que el diálogo social "debe tener un carácter permanente", aunque afirmó que se ha producido un cambio "de cultura" a la hora de abordar estos asuntos. Además, consideró que la de hoy es "una buena presentación" e indicó que en los próximos meses se seguirá trabajando sobre otras materias "de forma discreta".

El secretario general de UGT manifestó que "en dos días no se pueden resolver todos los problemas" y recordó las limitaciones competenciales que tiene Euskadi en materia laboral. En esta línea, confió en la próxima transferencia de las políticas activas de empleo para ampliar el margen de actuación en este campo.