21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 7 de enero de 2009

    Economía/Laboral.- La caída de la inflación en 2009 hará ganar algo de poder adquisitivo a los funcionarios del Estado

    MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) - Los funcionarios de la Administración General del Estado (AGE) podrían ganar algunas décimas de poder adquisitivo este año si la inflación sigue cayendo, tal y como apuntan todas las previsiones, incluidas las del Gobierno.

    Los empleados de la AGE verán incrementado su salario este año en un 2%, coincidente con el objetivo de inflación que fija el BCE, más un 1% adicional de la masa salarial para igualar las pagas extraordinarias a la mensualidad.

    A ello hay añadir el 0,5% para dotaciones al fondo de pensiones y el 0,375% correspondiente a fondos adicionales, aunque esto no afecta a todos los empleados públicos. La suma total es un 3,875%, aunque los sindicatos precisan que no es esto lo que va a subir el sueldo de todos los funcionarios de la AGE este año, pues lo destinado a fondo de pensiones es en realidad un salario diferido y los fondos adicionales sólo se aplican a determinados colectivos y servicios.

    El responsable de Acción Sindical de la FSAP-CC.OO., José Gálvez, explicó, en declaraciones a Europa Press, que los empleados públicos mantuvieron su poder adquisitivo en el año que acaba de terminar y que perdieron sólo unas décimas.

    Sin embargo, para 2009 y a consecuencia del descenso acusado de los precios que se prevé, Gálvez indicó que el panorama se presenta más "tranquilo" para los bolsillos de los funcionarios, que podrían ganar algo de poder adquisitivo después de ocho años de pérdidas.

    "La primera congelación salarial nos la hicieron en 1996. A partir de ahí y hasta 2004 perdimos poder adquisitivo. En los últimos cuatro años nos hemos mantenido más o menos", subrayó el representante sindical, que advirtió además de que en una situación económica como la actual "no sería prudente" congelar los sueldos de los funcionarios porque ello no ayudaría a estimular el consumo.

    Por su parte, en CSI-CSIF también tienen claro que las ganancias de poder adquisitivo que puedan tener los funcionarios este año no compensan todo lo que han perdido en los últimos años. Además, el secretario de Acción Sindical de este sindicato, José Ramón García, criticó, en declaraciones a Europa Press, que los empleados públicos de la AGE sean los funcionarios "peor pagados de todo el país", pues no perciben los mismos sueldos que sus colegas de otras administraciones por mismo trabajo y categoría y carecen de cláusula de revisión salarial.

    En este sentido, denunció que los gobiernos autonómicos y locales están firmando acuerdos con cláusulas de revisión salarial "encubiertas", que provocan que las diferencias salariales entre administraciones sean "sustanciales". Así, por ejemplo, un trabajador de una determinada categoría en el Ayuntamiento de Madrid gana una media del 20% más que un empleado de igual categoría que trabaje en la AGE.

    MÁS TEMPORALIDAD POR RECORTE DE LA OFERTA.

    Por otro lado, Gálvez y García tienen claro que el recorte en un 70% de la Oferta de Empleo Público (OEP) para este año tendrá como consecuencia un aumento de la tasa de temporalidad en el sector público, ahora situada por encima del 30%, porcentaje que incluso se acerca al 40% en el caso de las administraciones locales.

    Los ayuntamientos son actualmente las administraciones que más servicios ofrecen. Por ello, el responsable de Acción Sindical de la FSAP-CC.OO. señaló que deberían cuidarse más y tener el personal necesario, sin recortes de plazas y menos en ayuntamientos pequeños y en servicios como el que prestan los bomberos, dos excepciones que se reclamaron en su día y, que según denunció, fueron denegadas.

    Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CSI-CSIF advirtió de que el recorte de la OEP será "caótico" para las propias administraciones, que crearán "empleo precario puro y duro" en vez de un empleo estable y de futuro.