4 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Economía/Laboral.- Caldera destaca la buena salud de la Seguridad Social, con 2,69 trabajadores por cada pensionista

SALAMANCA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Jesús Caldera, destacó hoy el compromiso que desde el principio asumió el Gobierno central con el sistema de la Seguridad Social, que ya cuenta con 2,69 trabajadores por cada pensionista frente a la proporción de 2,44 trabajadores por pensionista registrada en 2003.

Caldera, que asistió a la inauguración del nuevo edificio de la Seguridad Social en Salamanca, recordó que la Seguridad Social cuenta actualmente con 19 millones de afiliados, "la cifra más alta de su historia".

El ministro también se refirió a la dotación "constante" del Fondo de Reserva, que en esta legislatura se ha incrementado en 23.000 millones de euros, pasando de 12.500 millones en 2004 a 35.700 millones en la actualidad, el equivalente al 4% del PIB.

Este incremento, según Jesús Caldera, continuará en años próximos y así en 2007 está previsto que este Fondo cuente con 42.000 millones de euros y en 2008 con cerca de 50.000 millones.

PENSIONES

Por otro lado, el ministro de Trabajo se refirió al aumento de las pensiones contributivas, al "reforzamiento" del principio de solidaridad y a la mejora de la protección de los colectivos más desfavorecidos, y como prueba de ello citó el aumento en un 26%, al final de esta legislatura, de las pensiones mínimas.

Otro de los logros a los que se refirió Caldera será el aumento de entre un 5% y un 6,5% de las pensiones mínimas en 2007 y del reforzamiento de la cobertura de las personas con discapacidad que, según matizó, "se ha traducido en la creación de una pensión mínima de viudedad para personas con una discapacidad igual o superior al 65%", que pasarán de cobrar 435 a 493 euros al mes.

Asimismo, citó el aumento de las pensiones por orfandad para los menores de 18 años con el mismo grado de discapacidad anterior (65%), que pasarán a percibir 312 euros, un aumento del 56%.

Para Caldera, "el esfuerzo de los ciudadanos sólo queda justificado y legitimado si el sistema protector es capaz de dar respuesta en todo momento a las necesidades de la sociedad y se adapta a los ciudadanos y sus demandas".

En esta línea, el ministro de Trabajo precisó que la Seguridad Social "ha de ser una institución permeable y sometida a un proceso de continua adaptación y reforma".

Durante su intervención, Caldera recordó que fue en 1906, hace cien años, cuando se fundó el Instituto de Previsión y que tras haber recorrido un largo camino, la Seguridad Social es la institución "con más raigambre en la protección social de los españoles y ha pasado de ser una modesta institución, que daba poca cobertura y pocos trabajadores, a ser un instrumento que garantiza la satisfacción de las múltiples demandas".