15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    Economía/Laboral.- Corbacho confía en que el alza del paro de enero "se aleje lo menos posible" de las 65.000 personas

    (((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO ASUNTO)))

    Dice que es preferible hablar de recuperación de empleos en lugar de hacer predicciones sobre tasas de paro como Campa

    MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

    El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confió hoy en que la subida del paro en enero "no tendrá nada que ver con el aumento tan brusco de enero de 2009" y que "se aproxime más a la media estacional --65.000 personas-- o se aleje lo menos posible" de ella, en previsión de que "el ajuste seguirá siendo atenuado".

    Lo que parece seguro, según indicó Corbacho en rueda de prensa para presentar el resultado de la lucha contra el fraude en el mercado laboral en 2009, es que el desempleo, como cada mes de enero, repuntará por motivos estacionales por encima de los niveles de diciembre, que en el caso de 2009 se saldó con unos 54.000 nuevos desempledos.

    "A partir de ahí tendremos que ver cuanto nos alejamos", a lo que añadió que, en el supuesto de que el desempleo creciera hasta las 57.000 personas "se podría dar por concluido el ajuste en términos de empleo".

    Por otro lado, Corbacho consideró "aventurado" hacer previsiones sobre tasas de paro más allá de dos años vista, después de que el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, pronosticara en una entrevista Europa Press que la tasa de paro no volverá al 8% con el que se cerró 2007 hasta dentro de cinco años.

    Preguntado por esta diferencia de criterio, Corbacho ahondó en sus explicaciones y matizó que si el objetivo es volver a tasas de paro del 8%, "entonces seguramente tenga razón y necesitaremos como mínimo 5 años para llegar al 8%".

    AL MENOS CINCO AÑOS PARA RECUPERAR LOS EMPLEOS PERDIDOS.

    Corbacho consideró que "más allá de las tasas, es preferible hablar de los retos de futuro y no dar por concluida la salida de la crisis mientras la economía no haya sido capaz de incorporar el mismo número de empleos que se han perdido". "No creo que necesitemos cinco años para que parte importante de los niveles de empleo se puedan recuperar", añadió al respecto.

    Dicho esto, el ministro de Trabajo quiso insistir en que el Gobierno prevé que la recuperación de la economía se producirá en la segunda mitad de 2010, momento en que podría ser "técnicamente capaz de generar empleo", y que no cabe duda de que "se necesitará más tiempo para generar empleo que el que se ha tardado en destruirlo".

    Por otro lado, Corbacho recordó que el Gobierno presentará las "líneas generales" de su propuesta para una reforma laboral el próximo 22 de enero y que después las remitirá a los agentes sociales, por lo que quiso dejar claro que la reunión que mantendrá con ellos dos días antes, el 20 de enero, "no tendrá como objetivo abordar estas cuestiones, sino reiniciar el diálogo social".

    Al respecto, indicó que el Gobierno se plantea en esta nueva fase de diálogo una "agenda abierta" de temas, de modo que puedan aprobarse por separado sin tener que alcanzar un acuerdo sobre el total de las propuestas. En este sentido, el documento que el Gobierno pondrá sobre la mesa será sólo "una referencia".

    A VUELTAS CON LAS COTIZACIONES.

    De esta forma, se pretende que el diálogo social no se atasque en cuestiones como la rebaja de las cotizaciones sociales, que enfrentó en el mes de julio a la patronal, que pedía una rebaja de hasta 5 puntos porcentuales, y a Gobierno y agentes sociales. Entonces, el Ejecutivo llegó a plantear una rebaja de hasta 1,5 puntos porcentuales para lograr un acuerdo que finalmente no pudo lograrse.

    En este sentido, Corbacho no dijo si el Gobierno mantendrá esta propuesta, pero rechazó la planteada por el PP reducir las cotizaciones sociales de las empresas en dos puntos porcentuales. Según cálculos del Ejecutivo, ello tendría un coste de hasta 8.000 millones de euros.

    Por ello, acusó al PP de hacer propuestas "sin calcular" previamente su coste y le recordó que el Gobierno está en contra de cualquier ajuste de las cotizaciones que ponga en peligro el sistema de pensiones.

    "Emplazo a que el PP anteponga la responsabilidad de Estado, los intereses de los ciudadanos, especialmente de los pensionistas, y se ponga a trabajar en el Pacto de Toledo para decidir el futuro de la Seguridad Social", subrayó.

    Dicho esto, Corbacho explicó que el Gobierno tiene intención de presentar el próximo 29 de enero sus propuestas para la reforma de las pensiones, aunque no dio por cerrada la fecha. "Vamos a ver si podemos cumplir o no la aprobación ese día de las consideraciones", dijo aludiendo que existían razones "técnicas" que podrían retrasar la fecha.