21 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Economía/Laboral.- La crisis dispara la demanda de gestores de cobros, auxiliares administrativos o comerciales

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La caída del consumo y el aumento de las deudas e impagos como consecuencia de la crisis harán que perfiles profesionales como el de gestor de cobros, auxiliar administrativo o comercial sean algunos de los más demandados en 2009 y, por tanto, la oportunidad para muchos, incluso aquellos con baja cualificación, para salir del paro, según un estudio de Adecco.

La empresa de trabajo temporal incluye también en este grupo a otros perfiles profesionales como el de manipulador de alimentos, mozo y preparador de pedidos, técnico de mantenimiento, promotor y degustador o encuestador.

En primer lugar, el informe señala que el incremento de la morosidad a raíz de la crisis supondrá una oportunidad para la figura del gestor de cobros, puesto que de la correcta recuperación de esa deuda puede depender la estabilidad financiera de una compañía.

Asimismo, este aumento de los impagos ocasionará que las empresas requieran más que antes un elevado número de auxiliares administrativos que realicen el control y seguimiento de los pedidos, facturas y albaranes de clientes y proveedores.

Del mismo modo, Adecco indica que la red comercial de las empresas cobra especial relevancia en épocas de crisis, ya que es la responsable de mantener, captar y ampliar la cartera de clientes. Además, la necesidad de diversificar productos y servicios para compensar las pérdidas de ventas, hace que la demanda de este tipo de profesionales vaya en aumento.

Otro de los efectos de la crisis será el recorte del consumo de los hogares, que, sin embargo, no reducirán su gasto en productos de primera necesidad, como son los alimentos. De ahí que los manipuladores de alimentos seguirán siendo demandados por el sector de la alimentación, especialmente por los fabricantes de marcas blancas.

Por otro lado, la actividad de las plataformas logística y de transporte, y de los entornos industriales en general, pese a haberse visto reducida por la actual situación económica, seguirá generando una importante demanda de profesionales encargados de la recepción y preparación de pedidos para hacérselos llegar a centros de distribución o grandes almacenes, principalmente.

Otra de las necesidades de las empresas en plena crisis será el recorte de los gastos, de modo que muchas inversiones serán pospuestas, lo que elevará la demanda de técnicos de mantenimiento en oficinas, hospitales, centros comerciales, etc.

Por último, la caída de las ventas llevará a muchas empresas a buscar promotores o degustadores que den a conocer su mercancía, mientras que el interés de empresas, partidos políticos y demás instituciones, públicas o privadas, por conocer la valoración social de determinados productos, acciones o políticas, provocarán un aumento de la demanda de encuestadores.