24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 2 de febrero de 2009

    Economía/Laboral.- El Fogasa cerró 2008 con un superávit de 4.556 millones de euros

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), organismo encargado de pagar los salarios e indemnizaciones a los trabajadores cuyas empresas están en quiebra o concurso de acreedores, cerró 2008 con un superávit de 4.556,49 millones de euros.

    Según datos facilitados a Europa Press por el representante de CC.OO. en el Consejo Rector del Fogasa, Miguel Sánchez, el Fogasa consumió el año pasado el 81,9% de su presupuesto para el pago de prestaciones (530 millones de euros), de tal forma que, el resto, unos 96 millones de euros, pasaron a engrosar el remanente del que dispone este organismo.

    En concreto, el Fogasa abonó en prestaciones 433,9 millones de euros en 2008, lo que supone un incremento del 14% respecto al año anterior. De esa cantidad, 355,5 millones correspondieron al pago de prestaciones por insolvencia y 78,4 millones al pago de prestaciones por regulación, con crecimientos del 10,1% y del 35,5%, respectivamente, sobre 2007.

    Las prestaciones por insolvencia incluyen el importe de las indemnizaciones y salarios pendientes de pago motivados por declaración de insolvencia en los Juzgados de lo Social, suspensión de pagos, quiebra, concurso de acreedores y fuerza mayor, así como los salarios de tramitación acordados por la jurisdicción competente.

    Por su parte, las prestaciones por regulación recogen, únicamente, las indemnizaciones correspondientes al 40% de la indemnización legal que corresponde a los trabajadores de empresas de menos de 25 trabajadores en los casos de despido colectivo y despido por causas objetivas derivadas de la necesidad de amortizar puestos de trabajo.

    Para 2009, el presupuesto del Fogasa para prestaciones asciende a 550 millones de euros. Si se sobrepasara esa cantidad, se recurriría al superávit del organismo, cuya cuantía actual, sin contar con el dinero que seguirá ingresando, garantizaría las prestaciones durante los próximos nueve años.

    "La situación del Fogasa es muy buena. Ojalá fuera así en el caso de otros organismos", afirmó Sánchez.

    CATALUÑA Y COMUNIDAD VALENCIANA, A LA CABEZA.

    En el conjunto de 2008, los expedientes resueltos por el Fogasa afectaron a 34.853 empresas (un 22,8% más que en 2007) y a 90.432 trabajadores (un 23,1% más).

    Cataluña y Comunidad Valenciana concentraron buena parte de los pagos realizados por el Fogasa durante el pasado año. Así, en Cataluña el desembolso fue de 128,1 millones de euros, mientras en la Comunidad Valenciana se abonaron 88,5 millones en prestaciones.

    Por detrás figuran País Vasco (39,9 millones), Madrid (36,3 millones), Andalucía (32 millones), Castilla y León (18,1 millones), Galicia (16,4 millones), Castilla-La Mancha (14,4 millones), Canarias (12,5 millones), Aragón (10,9 millones), Asturias (8,6 millones), Murcia (8,1 millones), Baleares (5,1 millones) y Navarra (4,9 millones).

    A continuación, cerrando la tabla, se sitúan Cantabria (3,7 millones), Extremadura (3,2 millones), La Rioja (2,2 millones) y Ceuta y Melilla (400.200 euros).