5 de agosto de 2020
7 de febrero de 2010

Economía/Laboral.- La oposición echará en cara al Gobierno el miércoles en el Congreso sus propuestas para las pensiones

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP, CiU y Nafarroa Bai aprovecharán el próximo miércoles la primera sesión de control en el Congreso del año para reprochar al Gobierno las "continuas filtraciones" y la manera "absolutamente inaudita" en la que está abordando la reforma de las pensiones y que consideran que incluso "pone en riesgo" al propio Pacto de Toledo.

El portavoz de CiU en la Cámara Baja, Josep Antoni Duran i Lleida, ha registrado una pregunta oral dirigida al jefe del Ejecutivo, a la que tuvo acceso Europa Press, con la que le reclamará que asuma que "que cualquier reforma del sistema de pensiones debe afrontarse con un amplio consenso".

Los nacionalistas temen que el Gobierno socialista esté "poniendo en riesgo" el Pacto de Toledo, pensado para garantizar el "consenso político y social" sobre las reformas de las pensiones y que ha funcionado desde 1995 con "buenos resultados".

Por su parte, el portavoz 'popular' en el Pacto, Tomás Burgos, reprochará al ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, por las "continuas filtraciones" de los últimos días y la inquietud que están generando en trabajadores y pensionistas.

También a Corbacho se dirigirá la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, quien le reclamará que explique qué datos maneja el Gobierno sobre la edad real de jubilación para proponer ahora aumentar la edad legal de 65 a 67 años.

AMPLIACIÓN DEL PERIODO DE CÁLCULO.

La idea de aumentar en diez años, hasta los 25, el periodo de cálculo de las pensiones que el Gobierno introdujo en la versión inicial de la actualización del Programa de Estabilidad de España 2009-2013 que envió a la Unión Europea y que posteriormente eliminó, también llegará al Pleno a través de una interpelación de los 'populares'.

En su texto de presentación, el PP denuncia la "improvisación" en la elaboración de un documento que tenía entre sus "objetivos primordiales" infundir confianza entre los inversores internacionales sobre la voluntad del Ejecutivo de "reconducir el profundo desequilibrio al que ha llevado a las cuentas públicas".

En este sentido, pone en duda que las rectificaciones del Programa permitan hacer frente a las creciente incertidumbre en los mercados de deuda pública y las críticas que viene cosechando el Gobierno español en el exterior, con el subsiguiente impacto en la recuperación de la economía y empleo en España.