26 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

Rosell tiene "alguna que otra esperanza" de consenso en el Pacto de Toledo

Rosell tiene "alguna que otra esperanza" de consenso en el Pacto de Toledo
EP

VALLADOLID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la presidencia de la Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE) y presidente de la catalana Fomento del Trabajo, Joan Rosell, aseguró este lunes que tiene "alguna que otra esperanza" de que se llegue a un acuerdo en el seno del Pacto de Toledo, y se ha comprometido a "hacer todo lo posible" para que las cosas se hagan desde el consenso.

Rosell, que se reunió en Valladolid con el presidente de la patronal castellanoleonesa y de Cepyme, Jesús Terciado, afirmó que desde hace "mucho tiempo" los empresarios llevan diciendo que las pensiones "son un problema de cara al futuro si no se hace nada" como respaldan algunos datos.

Así, incidió en que hay 8,5 millones de pensionistas en España, muchos más que hace 20 años, la esperanza de vida es diferente, y los costes de las mismas ya no son iguales.

El candidato a la Presidencia de la CEOE afirmó que "algo habrá que hacer" si no "cuadran" las cosas, para lo que considera que hay que intentar ver el planteamiento del Gobierno, el trabajo en el Pacto de Toledo y ver qué dicen los sindicatos.

"Lo que venimos diciendo en CEOE y Cepyme está clarísimo, lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo, pero vamos a ayudar todo lo posible para que se pueda hacer con consenso, porque las reformas son mucho mejores pero con consenso en una buena dirección", añadió.

A este respecto, el presidente de Cecale y de Cepyme, Jesús María Terciado, recordó que defienden la necesidad de consolidar el sistema de pensiones, de hacerle "más viable" de cara al futuro, "sostenible", algo "necesario" actualmente, que además piden los mercados internacionales.

SÍ A LOS 67 AÑOS.

A este respecto, añadió que la forma de hacerlo más sostenible es en "primer lugar" subir la edad media de jubilación hasta los 67 años o procurar que la media de la jubilación se incremente en un año y medio o en dos.

"Desde luego la subida de la edad de jubilación y la ampliación del plazo de cotización son los dos elementos que pueden hacer que el sistema tenga mayores ingresos y por lo tanto tenga mayor viabilidad", afirmó Terciado, quien añadió que también se ha hecho alguna propuesta más en el sentido de utilizar "elementos privados" mediante aportaciones y que tengan el apoyo del Estado mediante desgravaciones.

Por otro lado, respecto a la posibilidad de que los sindicatos convoquen una nueva huelga general si se eleva la edad de jubilación, Joan Rosell aclaró que los sindicatos tienen derecho a expresar su opinión y a hacer las movilizaciones que consideren "dentro de un orden y con la ley en la mano".

Sin embargo, afirmó que no serán los empresarios los que den "lecciones" a las organizaciones sindicales sobre lo que deben hacer, aunque añadió que otra cosa diferente es que a ellos "por supuesto" no les guste la huelga.

VÍSPERA DE ELECCIONES

Ambos líderes empresariales se expresaron así en el marco de un encuentro mantenido en Valladolid, en la sede de la patronal castellanoleonesa que, recordó Terciado, ha mostrado su apoyo "unánime" a la candidatura de Rosell, al que definió como empresario "de raza, de familia", que tiene el "know how" del empresario, conoce sus problemas porque les ha tenido y del que destacó el conocimiento "en profundidad" de lo que es una empresa.

El presidente de la patronal castellanoleonesa destacó su gran capacidad de liderazgo en España, que le permitirá como presidente de la CEOE ser un "líder" de un proyecto nacional en el que se "defienda" a las organizaciones empresariales, las empresas y la unidad de mercado en el ámbito nacional.

Por otro lado, aseguró que es una persona muy conocedora del diálogo social y recordó que en Castilla y León éste es "muy fructífero", al igual que en Cataluña, por lo que cree que en el ámbito nacional se potenciará bajo el liderazgo de Rosell.

En este contexto, Rosell recordó que lleva muchísimos años en la CEOE, al igual que al frente de la patronal catalana, y consideraba que era el momento de "dar un paso hacia adelante" con una candidatura lo más amplia y unitaria posible para afrontar los próximos años un futuro decisivo para la CEOE, España y las empresas.

Así, como "conceptos básicos y líneas maestras" citó la unidad empresarial, la independencia política, la suficiente capacidad económica "para hacer muchas de las cosas que hay que hacer" y ser portavoces de las reformas que el país necesita, "que son muchas", de las que se habla "continuamente" pero que al final se ponen en marcha.

Rosell afirmó que la CEOE debe ser una de las entidades que traten de convencer a los políticos de que "reformas ya, cuanto antes, con la mayor intensidad posible" y de que "quienes las hagan antes y mejor van a estar más preparados en este mundo económico terriblemente cambiante".

El candidato a presidir la CEOE advirtió de que todavía queda por pasar "una larga travesía por el desierto" en cuanto a crisis económica se refiere, pero aclaró que "si se hace lo que se tiene que hacer" y lograr que los empresarios estén al frente "al final" las empresas volverán a ser lo que han sido durante muchos años y lograrán salir de la crisis.

Finalmente, en caso de que ganara las elecciones en la patronal, Rosell no aclaró si contará con miembros de otra candidatura para alguna vicepresidencia, pero sí indicó que no se considera "presidencialista" y que después de ver lo que ocurra en las urnas y cómo se desarrolle todo "conjuntamente" se elegirá el comité ejecutivo y se tomarán las decisiones que se tengan que tomar. En esta línea, añadió que intentará que las cosas se hagan entre todos porque "cuando las cosas se hacen entre todos, se hacen mejor".