22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 23 de febrero de 2010

    Economía/Laboral.- Toxo y Méndez avisan al Gobierno de que conservar la paz social está en sus manos

    Confían en que la propuesta de pensiones del Ejecutivo no se convierta en decisión y no ven fácil lo de crear empleo este año

    MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, advirtieron hoy al Gobierno de que conservar la paz social está en sus manos, pues depende de las decisiones que vaya tomando y de si éstas atacan o no los derechos de los trabajadores.

    "La paz social es patrimonio de todos y responsabilidad de todos. Nosotros no somos los que rompemos la paz social ni queremos hacerlo en el futuro. Eso va a depender mucho de las propuestas y posiciones del Gobierno", afirmó el dirigente de UGT.

    De momento, los sindicatos se van a echar hoy a la calle en varias ciudades de España contra lo que se ha llamado el 'pensionazo'. Los líderes de CC.OO. y UGT interpretan las manifestaciones de hoy y las que se producirán a lo largo de los próximos días como una advertencia al Gobierno de que no aceptarán su propuesta de retrasar la edad legal de jubilación desde los 65 a los 67 años porque lo consideran "innecesario e injusto".

    Con motivo de estas movilizaciones, Toxo y Méndez concedieron hoy sendas entrevistas a RNE y la cadena SER, que ha recogido Europa Press, en las que han explicado los motivos por los que han organizado la primera protesta contra la política laboral de José Luis Rodríguez Zapatero.

    "(El Gobierno) nos saca a la calle porque no estamos de acuerdo con que esa propuesta salga adelante y queremos advertirle de que ese no es el camino, más aún cuando existe la posibilidad en España de seguir trabajando más allá de los 65 años de manera incentivada", dijo Méndez.

    El dirigente de UGT se refería de esta forma al denominado sistema de 'jubilación flexible', que permite prolongar la vida laboral más allá de los 65 años voluntariamente y con incentivos de más pensión, y al mismo tiempo autoriza jubilaciones anticipadas cumpliendo determinados requisitos y con penalizaciones en la cuantía de la pensión.

    Este sistema de 'jubilación flexible', en vigor desde hace unos años, fue apoyado por el Gobierno, los agentes sociales y los Grupos Parlamentarios, por lo que Méndez consideró que, si ahora el Ejecutivo socialista propone ampliar la edad legal de retiro, es que "no cree ni siquiera en lo que firma".

    "Creo que al Gobierno le están empujando a cambiar de caballo a mitad de la corriente", declaró el líder de UGT, que añadió que el riesgo de hacer eso es caerse del caballo y que la corriente lo lleve por delante.

    TOXO: EL GOBIERNO HA ERRADO EL TIRO.

    Por su parte, el secretario general de CC.OO. se mostró convencido de que las movilizaciones sindicales tendrán una asistencia "masiva" porque existe el "sentimiento generalizado" de que el Gobierno "ha errado el tiro".

    "El Gobierno ha actuado de manera imprudente, enviando una señal de alarma generalizada con el futuro de las pensiones y poniendo en cuestión el Pacto de Toledo. Y además sabe que es una medida innecesaria", señaló Toxo.

    El dirigente de CC.OO. confió en que esto no marque un antes y un después en las relaciones con el Gobierno socialista, pero, en todo caso, indicó que su sindicato nos se va a guiar por "proximidades más o menos ideológicas", sino por las actuaciones que adopte el Ejecutivo.

    De momento, a Toxo no le convence lo que ha hecho el Gobierno desde que comenzó 2010. No le gusta el plan de austeridad ni le gusta su propuesta de pensiones y considera que con ambas medidas, especialmente con la primera, el Gobierno ha dado "un giro importante" y ha producido una "inflexión" en su política.

    "Hoy se afirma que se no se va a recortar la protección social, pero esta afirmación es bastante insostenible si se tiene en cuenta cómo se distribuyen los esfuerzos en el plan de austeridad", denunció Toxo.

    SUSPENSO A EMPRESARIOS, BANCOS Y OPOSICIÓN.

    Por otro lado, los dirigentes sindicales se refirieron a la reforma laboral que están negociando con Gobierno y empresarios. Toxo reconoció que se ha producido "un cierto cambio de enfoque" en los empresarios, cuyas expresiones, dijo, "han dejado de ser tan estridentes". El líder de CC.OO. celebró que se haya salido del "círculo vicioso" de identificar la reforma laboral con retroceso de las derechos.

    Ambos secretarios generales advirtieron de que la reforma laboral no servirá para crear empleo, pues eso dependerá de la actividad económica, y, en este sentido, Toxo admitió tener "serias dudas" de que en 2010 se vaya a poder generar empleo neto, sobre todo si se crece por debajo del 2%.

    Méndez, por su lado, indicó que, a diferencia de crisis pasadas, ahora no se puede tirar de la construcción ni del precio del dinero para crear empleo neto. "De España tira Europa, y las perspectivas de Europa no son buenas", manifestó.

    Preguntado por el contrato indefinido de fomento del empleo (indemnización por despido de 33 días frente a los 45 de los indefinidos ordinarios), contrato cuyo uso quiere ampliar el Gobierno, el dirigente de UGT recordó que fue un contrato pactado por los agentes sociales en 1997, que ahora no se utiliza mucho y que tiene tutela judicial, lo que no ocurre, denunció, con esos otros contratos que se quieren crear.

    En otro orden de cosas, los líderes sindicales se atrevieron a poner nota a los empresarios, los bancos y la oposición en su actitud ante la crisis. Los empresarios suspendieron con un "mal", los bancos con un "fatal" y un "horrible" y la oposición con un "no sabe por dónde va". Al Gobierno, por su parte, le otorgaron un "regular" o, como dijo Méndez, un "ni fú ni fa".