17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 9 de enero de 2009

    Economía/Laboral.- Toxo no descarta movilizaciones sociales ante la crisis, pero apuesta por consensuar las soluciones

    MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El nuevo secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, no descartó hoy la posibilidad de convocar movilizaciones sociales ante la crisis económica que atraviesa el país, aunque apostó por "gastar los esfuerzos" en la búsqueda concertada de soluciones a los principales problemas de la economía.

    "Vamos a estar muy pegados a la gente para evitar que se comentan tropelías y esto incluye evidentemente la posibilidad de la movilización social", señaló Toxo en una entrevista concedida a RNE y recogida por Europa Press, donde, sin embargo, aseguró que el sindicato tratará de evitar "en todo lo posible" la huelga general para no amplificar los efectos de la crisis.

    Según Toxo, los sindicatos serán "muy rigurosos" en la vigilancia y defensa de los intereses de los trabajadores durante este periodo y estarán "muy atentos" a la aplicación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE's), ya que muchas veces se usan de manera "oportunista" con el objetivo de ganar productividad aprovechando la "situación psicológica" que genera la crisis.

    Afirmó que, a lo largo de la historia, los sindicatos han actuado en función de la situación y no del color del Gobierno a la hora de convocar una huelga general, y recordó que se han realizado cuatro movilizaciones de este tipo con gobiernos socialistas y una durante los ocho años del gobierno del PP. "A veces la memoria colectiva es frágil", señaló Toxo, tras asegurar que los sindicatos actuarán de la misma forma en esta ocasión, intentado primero buscar soluciones a la crisis que nazcan del acuerdo.

    "El fracaso de estas soluciones o el intento de aprovechar la crisis para arruinar derechos sociales o laborales nos situaría en otro escenario bien distinto", advirtió Toxo, quien recordó que existen voces en algunos sectores de la vida social, económica y política que reclaman este tipo de medidas o que creen que la solución a la crisis está en una reforma laboral.

    PIDE REALISMO A CORBACHO.

    En cuanto a las declaraciones del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que ayer descartó la posibilidad de que el número total de desempleados llegue a superar los cuatro millones de personas al cierre de 2009, consideró que al ministro le corresponde ser "optimista" en estos momentos, aunque demandó cierta dosis de realismo para reconocer que 2009 será un año "duro". "Esperemos que no nos alcance también al 2010", subrayó.

    Preguntado por el futuro de las prestaciones, Toxo aseguró que confía en las garantías ofrecidas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque señaló que las asignaciones presupuestarias extraordinarias para 2009 son "insuficientes" teniendo en cuenta el ritmo al que crece el desempleo en España. Reconoció además que hay cierta franja de la población que irá agotando sus derechos de percepción en los próximos meses, y apostó por "poner el ojo ahí" para evitar que el problema social se agrave.

    "Sabemos que España va a tener que hacer un sobreesfuerzo", señaló el líder de CC.OO., tras decantarse por destinar parte del déficit que generará la crisis a cubrir las necesidades sociales de las personas y no sólo utilizarlo como un elemento para actuar en el terreno de la economía productiva.

    "Nosotros vamos a ayudar al país, vamos a trabajar en favor de intereses generales de España", señaló tras recordar que el sindicato intentará que la gente con posiciones más débiles sufra lo menos posible las consecuencias de la crisis. "Para esto hay que arrimar el hombro, todos nosotros haremos la parte que nos corresponde, trataremos de hacerlo desde los escenarios de concertación, diálogo y acuerdo cuando sea posible, y si no, en las formas que nuestro ordenamiento prevé", concluyó.