8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 12 de marzo de 2009

    Economía/Macro.- China creará un fondo de subsidios para los desempleados por la crisis

    PEKÍN, 12 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

    El Gobierno chino anunció hoy que concederá subsidios a los millones de trabajadores manuales o artesanos, llegados del campo a las hasta ahora prósperas ciudades, y que se han quedado sin trabajo a causa de la crisis.

    El número oficial de "trabajadores migrantes" (como se llama en China a los campesinos reconvertidos en obreros) que han perdido sus trabajos es de 20 millones, aunque la cifra real podría ser mayor y todavía está por ver cuántos millones más seguirán perdiendo sus empleos. En algunas regiones, la tercera parte de los obreros ya se han quedado sin trabajo.

    "Las perspectivas del empleo para los trabajadores migrantes no pueden ser optimistas en el futuro, lo que exacerbará más que nunca la dificultad para mantener los ingresos rurales", declaró el viceministro de Agricultura, Wei Chaoan, en el marco de la reunión anual del Parlamento chino, según informa el diario "South China Morning Post".

    El hundimiento de las exportaciones (ayer se hizo público que en febrero cayeron un 25,7% interanual) está afectando de forma acusada a industrias intensivas en mano de obra como la textil y del calzado o la juguetera.

    Según el viceministro de Agricultura, el Gobierno va a ofrecer subsidios a los campesinos, para que puedan adquirir o renovar su maquinaria y aumentar la productividad de sus campos. Pekín garantiza, además, un precio mínimo de compra de los cereales, lo que supone un respaldo extra para los agricultores.

    En general, de acuerdo con Wei, el objetivo de las ayudas será impulsar el desarrollo de la agricultura y de los proyectos de infraestructura global.

    China no cuenta con subsidios de desempleo, y la visión de millones de obreros, la mayoría de ellos hombres jóvenes, de vuelta en el campo y sin nada que hacer hace temer al Gobierno que se reproduzcan episodios de violencia e inestabilidad social.

    El presidente chino, Hu Jintao, en una sesión plenaria del Parlamento con miembros de las Fuerzas Armadas chinas celebrada ayer, exigió al Ejército Popular de Liberación su fidelidad al Partido Comunista y les pidió compromiso para garantizar "los intereses nacionales y la estabilidad social", según informó la agencia oficial Xinhua.