16 de septiembre de 2019
4 de septiembre de 2009

Economía/Macro.- Toxo cuestiona el formato elegido por Moncloa para reunirse hoy y cree que CEOE "no está a la altura"

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El formato que ha elegido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para reunirse hoy con los agentes sociales (un almuerzo informal, según lo definen desde Moncloa) no ha gustado al secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, que consideró hoy, durante una entrevista con RNE recogida por Europa Press, que estas cosas "no deberían derivar permanentemente" en comidas, cenas y demás porque la gente "no lo entiende bien".

"Es importante que nos volvamos a ver las caras (...) No me gusta el formato que he ido escuchando en los medios de comunicación, porque a mí nadie me ha dicho que me hayan invitado a una comida. A mí me han citado a una reunión. A las horas que son (l3.00 horas), si nos pone un pincho, pues vendría bien, sobre todo si la cosa se alarga un poco, pero no creo que estas cosas tengan que derivar permanentemente a espacios como cenas, comidas y tal, que el gran público entiende a veces de manera no muy adecuada", señaló.

Este almuerzo-reunión que mantendrá Toxo con Zapatero y al que también están convocados los líderes de UGT y CEOE, Cándido Méndez y Gerardo Díaz Ferrán, tiene por objeto abordar la futura Ley de Economía Sostenible, y tiene una importancia adicional: la de volver a ver sentados a la mesa a los máximos dirigentes de sindicatos y patronal tras la ruptura el pasado mes de julio del proceso de diálogo social, después de una tensa "cena" celebrada en Moncloa.

Según denunció hoy Toxo, el diálogo social se rompió por las pretensiones "excesivas e insolidarias" de la CEOE, que "sigue con un manual de procedimiento propio de otras crisis" y alejado de las necesidades del país.

"(Los empresarios) no están a la altura, desafortunadamente, y siento decirlo, pero creo que han puesto el interés propio sobre el de la mayoría de la ciudadanía", apuntó el dirigente sindical, que añadió que cuando los sindicatos "piden cosas" no las piden para sí mismos, sino para los demás, como han hecho con la ayuda de 420 euros a los parados. Para Toxo, si la CEOE tiene interés en recuperar el diálogo social, lo primero que debería hacer es desbloquear la negociación colectiva.

"COGER EL TORO DE LA TEMPORALIDAD".

Preguntado por si debe abordarse una reforma laboral, como se insiste desde la patronal, Toxo se mostró abierto a hablar del mercado de trabajo, aunque no en el sentido que pide la CEOE, y ahí, dijo, es donde los sindicatos han puesto un "dique".

A los sindicatos, por ejemplo, les preocupa la elevada tasa de temporalidad española, que se ceba sobre todo en jóvenes en mujeres, y éste es un tema donde quieren actuar. "El toro de la temporalidad debemos cogerlo por los cuernos, no puede ser un elemento que se orille en la salida de la crisis", dijo.

En cuanto a si es necesario acometer una subida de impuestos en España, Toxo afirmó estar "claramente convencido" de que ésta es necesaria, aunque precisó que "esto no va sólo de gravar más a los ricos", que también, sino de revisar y remover toda la estructura fiscal.

"Este país tiene que saber y alguien con autoridad se lo tiene que decir que las políticas no se pagan sin recursos y en un momento en el que cae la recaudación fiscal, con una base fiscal tan estrecha como la que tiene España, si no hay recursos, el año 2010 será en términos sociales y económicos mucho peor que 2009", avisó Toxo.

El dirigente sindical no descartó que deba tocarse el IRPF, así como los impuestos especiales, y consideró que en la tributación de las Sicav, "un instrumento legal pero insolidario", también hay posibilidades. "Hay que removerlo todo", opinó.

EL PARO, UN "LASTRE".

En cuanto al objeto de la reunión que mantendrá hoy con Zapatero, la Ley de Economía Sostenible, Toxo dudó de que el mejor soporte para el nuevo modelo de crecimiento sea una ley, pero dijo que escucharán con atención los argumentos del Gobierno porque España necesita, cuanto antes, sentar unas nuevas bases económicas sabiendo que el viaje durará un tiempo.

En este sentido, el dirigente sindical apostó por superar la "brecha tecnológica" que mantiene España con los países más desarrolladores, consolidar el sector industrial para que recupere su función de motor económico, realizar un debate sobre la energía y vincular la educación con la economía productiva, y todo ello, dijo, sin prescindir del turismo y la construcción, que deberán jugar un papel importante en desarrollo económico y, sobre todo, en generación de empleo.

Para todo ello y para impulsar la salida de la crisis, es condición necesaria el entendimiento con los empresarios. "La función primordial ahora mismo para reactivar la economía y crear empleo está en las políticas públicas. El capital privado está en el ahorro cuando no en otros negocios y necesitamos movilizar los recursos privados hacia el campo de lo público para que lo público estimule a su vez la iniciativa privada. Si no se hace así, tendremos una travesía del desierto más larga que otros países", advirtió.

En todo este panorama, denunció Toxo, el paro se ha convertido en un "lastre" y, según advirtió, la subida del desempleo en agosto en casi 85.000 personas no será un dato "aislado", pues seguirá subiendo. El dirigente sindical, que se declaró menos optimista que la ministra de Economía, Elena Salgado, sobre la recuperación económica, recordó además que aunque ésta se inicie y se registren tasas positivas de crecimiento económico, España no creará empleo hasta que su PIB crezca a tasas del 2% o superiores, un escenario que "está lejos en el tiempo", advirtió.