23 de octubre de 2019
18 de febrero de 2009

Economía/Macro.-Zapatero admite que malinterpretó a Ordóñez y dice que no apoyará ninguna reforma que abarate el despido

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió hoy que malinterpretó las palabras del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al hablar del despido, y aseguró que no propiciará ni apoyará ninguna reforma del mercado de trabajo que pretenda abaratar el despido o rebajar los derechos de los trabajadores.

"Es más, lo que queremos es fortalecer la protección social de los trabajadores en una situación de desempleo", respondió Zapatero al diputado del IU Gaspar Llamazares durante la sesión plenaria del Congreso de los Diputados, tras explicar que lo que hizo Fernández Ordóñez fue hablar de la necesidad de reformar las instituciones laborales.

"Entendí que se había producido una afirmación contundente sobre lo que podía ser el coste del despido", reconoció el jefe del Ejecutivo, quien sin embargo, aclaró que la lectura de la conferencia tiene algunos matices, ya que Fernández Ordóñez habló de la necesidad de buscar fórmulas que permitan aumentar la productividad, reducir la cifra de desempleo y mejorar los salarios de los trabajadores.

Además, aseguró que Fernández Ordóñez dijo "expresamente" que el debate que plantea la institución que dirige está "totalmente alejado" del que defienden aquellos que pretenden reducir dicho debate a si se debe o no abaratar el despido.

Zapatero recordó que la posición el Gobierno y del Partido Socialista "es clara" y se centra en trabajar para llegar a un acuerdo en el marco del diálogo social con dos objetivos: fortalecer la protección por desempleo e incorporar nuevas medidas de estímulo al empleo, centradas, sobre todo, en capitalizar prestaciones por desempleo e incentivar el contrato a tiempo parcial.

"Esa es la línea de trabajo, ahora bien, no me pida señor Llamazares que la gente no exprese sus opiniones con una cierta libertad", indicó el jefe del Ejecutivo, quien aseguró que debería producir "cierta tranquilidad" que haya responsables institucionales, como el gobernador del Banco de España, que expresen sus opiniones. "Yo no exijo fidelidad en el pensamiento, me parece que eso forma parte de otros modelos de trabajo político, yo lo que exijo es cualificación y competencia", añadió.

LLAMAZARES: "INTENTA EXPLICAR A FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ".

Por su parte, Llamazares consideró que "lo peor de todo" es que Fernández Ordóñez no está solo en su campaña para abaratar el despido, sino que el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, "ha venido a defenderle", mientras el vicepresidente económico, Pedro Solbes, "le comprende" y el presidente del Gobierno "intenta explicarle".

"Ustedes son los responsables de la agitación de la patronal", denunció Llamazares, tras criticar al Ejecutivo por intentar ser a la vez oposición y Gobierno. "No pueden amenazar con la derecha y pasar la mano con la izquierda, no pueden ser los sindicatos y la patronal al mismo tiempo. Eso no es saludable desde el punto de vista democrático, es totalizador", aseveró.

Finalmente, invitó al presidente a "aclarase" y a empezar a trabajar en busca del acuerdo y la concertación para desarrollar las medidas necesarias. "Necesitamos un Gobierno que gobierne y que sea capaz de concertar, de negociar y acordar. Ustedes no son un club de debate, ni animadores socioculturales, deje eso para otros", sentenció.