15 de noviembre de 2019
1 de julio de 2014

Méndez y Toxo prometen que agotarán medios e instancias para liberar a los 'piquetes' detenidos

Tildan de "subversivos" al Gobierno y a los empresarios por querer primar el código penal al derecho constitucional a la huelga

Méndez y Toxo prometen que agotarán medios e instancias para liberar a los 'piquetes' detenidos
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han asegurado que los sindicatos irán a todas las instancias y agotarán todos los medios legales para evitar que los 'piquetes' de huelga para los que se piden en total 125 años de cárcel no sean finalmente encarcelados.

Durante su intervención este martes en la madrileña Plaza de Callao, durante la concentración de delegados sindicales de UGT y CC.OO. contra lo que consideran una ofensiva judicial contra el sindicalismo, Méndez ha asegurado que las centrales "no lo van a consentir".

Y más aún, ha denunciado que no son sólo una amenaza contra los sindicatos, sino contra toda la clase trabajadora. "Desarrollan una estrategia para que la opinión pública piense que son sindicalistas, como si fueran algo aparte", ha dicho, para añadir que "debajo" de estos procesos penales "lo que hay es una estrategia de acoso, de intimidación, de miedo, para que los trabajadores no se resistan a la libre voluntad del empresario".

Más aún, ha asegurado que "toda la clase trabajadora está amenazada a través de esta muestra de comportamiento infame, que lleva a esta amenaza con penas de prisión".

Dicho esto, ha señalado que las acusaciones contra estos sindicalistas son propias no del año 2014, sino de 1914. "¿En qué siglo estamos? ¿En el XXI o en el XIX?", se ha preguntado, para enfatizar a continuación que "la libertad sindical no se entiende sin el ejercicio del derecho a la huelga".

Méndez ha entrado de lleno en este derecho constitucional y ha indicado que debería limitarse a un sólo artículo, el derecho a la huelga en sí, pero que "los empresarios y el Gobierno de la derecha no lo tienen claro" y que, por el contrario, priman el Código Penal a la Carta Magna. "Ellos son los subversivos contra el derecho constitucional y no lo vamos a tolerar", ha insistido.

TOXO: "USAREMOS TODOS LOS MEDIOS LEGALES".

Por su parte, el líder de CC.OO. ha querido dejar claro que "la huelga no es un delito" y ha adelantado como Méndez que los sindicatos van a poner "todos los medios legales de movilización y de todo tipo en España y fuera para impedir este atropello".

Para empezar, ha avanzado que la semana que viene habrá un encuentro entre los sindicatos y el ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, en la que le trasladarán que "está en manos del Gobierno" que los sindicalistas detenidos no vayan a prisión.

Antes, los sindicatos se reunirán este viernes con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que "los jueces velen por la tutela del derecho a la huelga".

"Iremos a los tribunales de justicia europeos y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). España será un asiduo de la OIT en demanda de la protección de la libertad sindical que quieren arrebatarnos", ha dicho Toxo, quien ha resumido esta respuesta diciendo: "No hicimos un viaje de 35 años por la democracia para ahora ir perdiendo norma a norma, sentencia a sentencia, derechos que hemos tardado en consolidar".

EL EJEMPLO DE LOS TRABAJADORES DE COCA-COLA IBERIAN PARTNERS.

Por otro lado, ambos líderes sindicales han hecho una defensa de los trabajadores afectados por el ERE fallido de Coca-Cola Iberian Partners y han atacado a la empresa por prácticas contrarias a la libertad sindical.

En primer lugar, Méndez ha hecho hincapié en que se trata de "una multinacional con beneficios a raudales, pero con intenciones más oscuras que el líquido que meten en la botella".

Si bien, Toxo ha recordado que en el Código Penal, igual que se carga contra los 'piquetes', el artículo 315.3 prevé que serán castigados con penas de tres meses a seis años los que mediante engaño o abuso de una situación de necesidad impidieran o limitaran el ejercicio de la libertad sindical o el derecho a la huelga, algo que, según ha asegurado, ha ocurrido en la planta de la empresa embotelladora de Fuenlabrada, donde ha habido presiones para provocar el "esquirolaje", sin que haya tenido consecuencias.

"¿Cuántos empresarios han entrado en prisión por despedir a un trabajador en el momento en el que se presentaba en listas sindicales a las elecciones en su empresa? ¿Cuándo han entrado en la cárcel o han sido acusados por vulnerar los derechos de los trabajadores? Hay un desequilibrio de trato, una protección extrema a las actividades ilegales contra los derechos sindicales", ha añadido.

"Más diligencia en velar por los derechos fundamentales y democráticos y menos premura para perseguir a las personas que se convierten en el baluarte de su defensa", ha sentenciado.