23 de octubre de 2019
2 de febrero de 2009

Economía.- Toxo y Méndez piden que se dé financiación también a grandes empresas e instan a CEOE a cerrar el ANC

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, pidieron hoy que las líneas de financiación empresarial no se concentren sólo en las pymes, sino que también lleguen a grandes empresas que estén atravesando dificultades.

"Hay sectores, distintos a los de la automoción, que están atravesando una situación complicada, y sus empresas no son siempre pymes. No habría que limitar al ámbito de las pymes el conjunto de las líneas de crédito, para que las grandes empresas también puedan acceder", manifestó Toxo.

En una rueda de prensa conjunta con motivo de la reunión que celebraron hoy las ejecutivas de ambos sindicatos, los dirigentes de CC.OO. y UGT denunciaron que, en lo concerniente a las pymes, la nueva línea que ha puesto en marcha el Gobierno a través del ICO no está funcionando, por lo que destacaron la necesidad de darle mayor agilidad, eliminando incluso algunos requerimientos "que no se pedían en otras fases".

Toxo y Méndez confiaron en que de la reunión con la banca que mantendrá esta misma tarde el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "salgan algo más que palabras".

De hecho, el líder de UGT dijo que se necesita un "compromiso público, claro y meridiano" de las entidades financieras para facilitar liquidez a familias y empresas. Así, consideró que sería un "sarcasmo" que los dos bancos punteros -el BBVA y el Santander, de los que no citó los nombres-, "se dieran de codazos el otro día para acreditar sus magníficos resultados" sin que ello se tradujera en más crédito para hogares y empresas.

DESCOORDINACIÓN EN EL DIÁLOGO SOCIAL.

Los líderes sindicales no sólo le 'leyeron la cartilla' a los bancos. También tuvieron palabras para el Gobierno y, sobre todo, para las organizaciones empresariales, a quienes echaron en cara que cuestionen ahora un modelo de determinación de los salarios que ha traído grandes resultados en los últimos años.

En lo que respecta al Gobierno, denunciaron la "insuficiente coordinación" que existe entre los distintos departamentos ministeriales que intervienen en el diálogo social y la falta de respuesta a una serie de propuestas, entre ellas las relativas a la modernización del INEM y la ampliación de la protección por desempleo, que los sindicatos pusieron sobre la mesa hace ya dos meses.

Por este motivo, y así se lo hicieron saber la semana pasada al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien mantuvieron en un encuentro a puerta cerrada, Toxo y Méndez reclamaron la necesidad de que alguien "tome las riendas" y coordine todo el proceso.

Los sindicatos también quieren que el Ejecutivo haga cálculos sobre las necesidades financieras que conllevará el aumento del paro para garantizar el pago de las prestaciones, así como que les deje participar en el análisis del impacto que tendrá el Fondo de Inversión Local sobre el empleo.

"Confiamos en lo que pueden hacer los Ayuntamientos, pero tenemos derecho a estar informados. Sólo queremos participar en la valoración, porque la cantidad del Fondo (8.000 millones de euros) no es moco de pavo. La FEMP está de acuerdo en que participemos, ellos también quieren una valoración y un seguimiento social", dijo Méndez.

AVISO A LA CEOE.

Los mensajes a los empresarios vinieron por el lado de los salarios. A los secretarios generales de CC.OO. y UGT no les gusta que haya sectores empresariales que pidan cláusulas salariales "inversas", es decir, que obliguen a los trabajadores a devolver la diferencia entre el IPC real y el previsto (2%) si el primero queda por debajo del segundo.

"Pasar de una resistencia activa a las cláusulas de salvaguarda a reivindicar cláusulas inversas me parece excesivo", declaró Méndez, que junto con Toxo recordó que en los convenios ya existen mecanismos (las llamadas cláusulas de descuelgue) para que las empresas puedan obviar el incremento salarial acordado siempre que acrediten estar en dificultades.

CC.OO. NO ACEPTARÁ SUBIDAS POR DEBAJO DEL 2%.

En cualquier caso, y frente a aquellos sectores empresariales que demandan un crecimiento salarial del 1%, el dirigente de CC.OO. advirtió de que no aceptarán subidas inferiores al 2% de manera generalizada.

Pese a las diferencias que separan a las organizaciones empresariales de las sindicales, CC.OO. y UGT todavía confían en poder llevar a buen puerto la renovación para 2009 del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC), que llevan firmando con CEOE y CEPYME desde hace años. Eso sí, avisan de que el proceso de negociación para dicha renovación no debe llegar más allá de febrero y que es necesario activarlo y cerrarlo cuanto antes.

Las dos organizaciones, que han quedado en reunir a sus ejecutivas periódicamente, realizarán una campaña nacional para informaron conjuntamente de sus propuestas, más allá de las movilizaciones a nivel territorial que están desarrollando a nivel más local. En cualquier caso, ambos dirigentes sindicales volvieron a descartar la convocatoria de una huelga general.