12 de julio de 2020
2 de junio de 2020

Garamendi está dispuesto a hablar de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, pero no en este momento

Asegura que es "fundamental" la desescalada y evitar que los ERTEs pasen a ser EREs

Garamendi está dispuesto a hablar de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, pero no en este momento
El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi - JUAN MANUEL SERRANO ARCE - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha afirmado que si se deroga la reforma laboral "de un plumazo", habrá un problema en España, aunque ha admitido que está dispuesto a hablar de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, dentro del futuro del empleo, pero ha dejado claro que "no es el momento de hablarlo ahora".

El presidente de la patronal ha hecho estas declaraciones en una charla coloquio organizada por la Fundación Pablo VI, donde ha remarcado que "lo urgente puede a lo necesario en estos momentos" y que ahora se deben tomar medidas coyunturales, pero no estructurales. "La parte estructural se debe hacer con calma y estudiando cómo se pueden adaptar las cosas", ha añadido.

Para el presidente de la patronal, "lo de los reales decreto cada semana no nos gusta, porque nos sustrae de la capacidad de debate y diálogo y de la incorporación de cosas que pensamos que son buenas".

"Los cambios sociales vienen de manera progresiva y en el tiempo. A mí dentro de lo que es el mapa de España hay muchas realidades, el diálogo social es posiblemente la mejor infraestructura que tiene un país porque es la paz social", ha apuntado, tras ser preguntado por el futuro del trabajo.

En esta línea, ha remarcado que en el futuro del trabajo también se debe hablar de absentismo, porque en España es elevadísimo. "Del fraude por absentismo no se habla", ha añadido, tras apuntar que la crisis del coronavirus, que ha durado tres meses, va a hacer que se avance un poco más rápido en el futuro del trabajo, pero que es un debate que venía de antes.

Asimismo, ha puesto de relieve la importancia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que han permitido la hibernación de las empresas y que se proteja el empleo, y ha afirmado que es "fundamental" la desescalada e intentar que no se pase de los ERTEs a los expedientes de regulación de empleo (ERE), "porque si no, habrá paro".

Así, ha señalado que es imprescindible llevar los ERTE hasta diciembre en los sectores más afectados, porque si acabasen en junio "habría un problema". Por ello, ha insistido en la necesidad de que haya un equilibrio entre los vasos comunicantes y en cómo se protege a la empresa a la vez que la gente vuelve al empleo.

EL "ATRACÓN" DE TELETRABAJO NO ES BUENO

Respecto al teletrabajo, cree que es un complemento perfecto y que ayuda a la conciliación de la vida familiar, pero un "atracón de teletrabajo no es bueno ni para las personas ni para la empresa". "Las relaciones humanas son analógicas y no se puede renunciar a esas relaciones, porque son claves. El trato humano en los equipos hace que las empresas sean algo más que una empresa", ha remarcado, tras apuntar que, no obstante, considera que es un complemento fundamental que va a ayudar a implementar los nuevos empleos.

Por otro lado, ha hecho hincapié en la necesidad de fomentar la formación vinculada a la empresa y de que el concepto de empleabilidad debe ser permanente, porque "los cambios son radicales".

Para leer más