10 de diciembre de 2019
15 de noviembre de 2019

UGT celebrará su 43 Congreso Confederal del 24 al 27 de noviembre de 2020 en Valencia

Considera "necesario, justo y económicamente viable" subir el SMI al 60% del salario medio de España y derogar las reformas laborales

UGT celebrará su 43 Congreso Confederal del 24 al 27 de noviembre de 2020 en Valencia
Ismael Sáez, Pepe Álvarez y Sandra Gómez en València - UGT PV

VALÈNCIA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha anunciado este viernes que el 43 Congreso Confederal del sindicato se celebrará en Valencia del 24 al 27 de noviembre de 2020.

Así se lo ha trasladado al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. En el encuentro, Álvarez ha puesto en valor que es la primera vez que se celebra el Congreso fuera de Madrid desde 1978, cuando se celebró en Barcelona.

"En esta ocasión, la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT ha creído oportuno iniciar un nuevo camino que acerque el sindicato a los trabajadores y trabajadoras y a los territorios", apuntaba el sindicato en un comunicado.

Según Álvarez, Valencia le parecía un enclave "perfecto" por lo que se quiere transmitir en el propio Congreso. Además, ha señalado que es un reconocimiento también a 'UGT-País Valencià' por "el peso que tiene dentro de la organización".

"Queremos que este Congreso se visualice en las calles de Valencia, con actividades paralelas, que nos permita hacer nuestros debates y compartir con los valencianos y valencianas la celebración de nuestro órgano máximo", ha añadido.

Para el líder máximo del sindicato, este Congreso representa "la consolidación de un proceso que se inició en el 42 Congreso Confederal, con cambios organizativos de una gran profundidad y que se quieren consolidar".

En este sentido, ha remarcado que UGT es ahora un sindicato "más ágil, más flexible, con más participación de los delegados, con menos burocracia y más eficiencia para llegar a los trabajadores".

"Es un Congreso extraordinariamente importante para nuestro sindicato", ha apostillado, tras afirmar que en el Congreso, con motivo de su 130 aniversario, se van a situar los ejes ideológicos que se introdujeron en su manifiesto fundacional.

Por otro lado, tras ser preguntado por los acuerdos para la formación de Gobierno y las reivindicaciones que planteará UGT en cuanto a las reformas laborales y el Salario Mínimo Interprofesional, ha manifestado que "cualquier opción que no pase por la configuración de un programa de Gobierno de izquierdas es un fraude".

Desde su punto de vista, el país tiene como "emergencia" atender "la pobreza, la desregulación de trabajadores y la miseria en la que viven decenas de miles de compatriotas", algo que "solo se puede abordar con éxito con un programa, que es el que han votado la mayoría de ciudadanos y ciudadana, que gire a la izquierda y que reparta la riqueza".

Para Álvarez, los nombres o "quién esté en el Consejo de Ministros no es definitivo, lo definitivo es un programa que gire hacia el reparto de la riqueza y que gire hacia la izquierda", ha insistido.

LA REFORMA LABORAL, "UN CESTO LLENO DE AGUJEROS"

El secretario general de UGT ha subrayado además que este sindicato ya reclamó la derogación de las reformas laborales desde su anterior Congreso Confederal, una demanda que hoy sigue considerando "una cuestión sine qua non".

En todo caso, cree que "lo importante es constituir el Gobierno" para sentarse a hablar, acordar la derogación de las reformas laborales y, a partir de ahí, "abrir un proceso de elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores".

Álvarez ha recordado que el año pasado se firmó un acuerdo con la CEOE de negociación colectiva que "en los aspectos salariales y en relación al crecimiento del coste de la vida, es el mejor que se ha formado en la historia", con una subida salarial por encima del doble del IPC. Sin embargo, al comprobar su repercusión en la masa salarial, se observa que únicamente han crecido "un poquito".

Para el líder sindical, esto significa que "las reformas laborales son un cesto lleno de agujeros y por mucho que negocies, finalmente los empresarios tienen fórmulas para no cumplir con sus obligaciones". Por este motivo, considera "esencial" su derogación.

NO SE CONFORMARÁN CON 1.000 EUROS DE SMI

En cuanto a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) ha puntualizado que no van a estar de acuerdo con que el SMI durante la legislatura pase a 1.000 euros. Su objetivo es que "se sitúe en el 60% del salario medio de España, que es la recomendación de la Carta Social Europea y que hoy son 1.140 euros". "Ese es el camino que tenemos que seguir si lo hacemos en la legislatura, dentro de cuatro años será más", ha apuntado.

Álvarez ha asegurado que le gustaría cerrar un acuerdo de SMI que incluya toda la legislatura, de modo que cuando concluya "seamos un país europeo que tiene a gala de cumplir las directivas de la Unión Europea".

Para el líder sindical, esta medida es "factible económicamente sin ningún lugar a dudas. Si hoy España está creciendo por encima del entorno europeo es por fundamentalmente el aumento del SMI, un instrumento importantísimo cuando baja la demanda exterior para aumentar la demanda interna".

En su opinión, el incremento salarial tal y como marcan la Carta Social Europea es "de justicia imprescindible", una medida "absolutamente necesaria, justa y económicamente viable.

Contador

Para leer más


Lo más leído en mercado financiero