3 de abril de 2020
6 de mayo de 2019

Aríztegui afirma que en el borrador que vio del comunicado del FMI no se aludía a Bankia

Aríztegui afirma que en el borrador que vio del comunicado del FMI no se aludía a Bankia
EUROPA PRESS

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El exsubgobernador del Banco de España Javier Aríztegui ha asegurado que vio un borrador del comunicado que hizo público el Fondo Monetario Internacional (FMI) el 25 de abril de 2012 sobre las conclusiones provisionales del Programa de Evaluación del Sector Financiero (FSAP, por sus siglas en inglés) en el que se apuntaba a los problemas de un grupo de entidades españolas, no se aludía a Bankia.

Así lo ha indicado Aríztegui durante su declaración en calidad de testigo en el juicio que investiga la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

Posteriormente, en el comunicado final, se aconsejaba adoptar medidas urgentes para la entidad de mayor tamaño de las que tenían dificultades, en clara alusión a Bankia.

"Me sorprendió mucho y, obviamente, el mercado se alarmó", ha señalado el exsubgobernador del Banco de España en referencia a este comunicado que se publicó antes de la fecha prevista, añadiendo que el mercado financiero es "un sitio donde el rumor circula a velocidad de vértigo".

El comunicado de la misión del FMI comandada por Ceyla Pazarbasioglu -citada a declarar como testigo junto a Christine Lagarde-- llamaba la atención sobre diez entidades financieras españolas, si bien indicaba que la "más grande debía tomar medidas rápidas y decisivas para fortalecer su balance", apuntando directamente así a Bankia.

"Hasta donde yo conozco, el FMI no suele hacer anticipos de resultados y, desde luego, no conozco ninguno en el que, elípticamente, en el instante siguiente, se nombrara a una entidad", ha criticado.

En este momento, a los requerimientos de mayores saneamientos que llegaban del Real Decreto 2/2012 "que eran muy potentes", el comunicado del FMI lo único que hizo fue añadir presión. "Esto requería de una respuesta rápida, no se podía perder tiempo", ha precisado, a la vez que ha dicho que por eso se solicitó el plan de recapitalización -Plan Rato 1--.

MÁS DOTACIONES POR "PRUDENCIA"

Una vez la comisión ejecutiva del Banco de España recibió el plan, se discutió y se llegó a la conclusión de que se aprobaría con medidas adicionales. Dentro de estas peticiones, Aríztegui ha contado que solamente se incluyó de forma explícita la necesidad de actuar en aspectos de gobernanza.

"Se decidió no poner en la carta que se debía dotar más, aunque así lo pensaban los equipos. No porque hubiese activos mal contabilizados, sino por prudencia y porque se pensaba que había capacidad para moverse", ha apuntado, concretando que esta solicitud se trasladó verbalmente.