31 de marzo de 2020
11 de septiembre de 2008

Economía/Legal.- La Audiencia Nacional dice que Riviera Invest podría haber estafado a entre 600 y 1.000 clientes

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha confirmado que entre 600 y 1.000 personas de varias provincias españolas podrían estar afectadas por la presunta estafa millonaria de la inmobiliaria alicantina Riviera Invest, según confirmaron fuentes del juzgado.

La Unidad de Delitos Económicos mantiene abierta una operación, coordinada entre agentes de Madrid y Alicante, contra los directivos de esta empresa por un presunto delito de estafa que podría alcanzar cifras millonarias.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha asumido la investigación que está motivada por las denuncias interpuestas por varios clientes que acusan a los directivos de no haber recibido nunca las rentabilidades de entre un 6 y 7% de lo invertido, prometidas por la empresa en sus inversiones inmobiliarias.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional asume la investigación aunque el caso podría trasladarse en los próximos días a la Fiscalía Anticorrupción, según informaron las mimas fuentes.

El presidente de Riviera Invest, Claude Roch, es un conocido empresario afincado en Benidorm. El negocio de esta inmobiliaria está dedicado a la construcción de promociones inmobiliarias que posteriormente vende al cliente con el compromiso de gestionar en su nombre el alquiler de los pisos a estudiantes y personas de la tercera edad y devolverles una rentabilidad, que comenzó siendo de un 7% para pasar al 6%.

Los particulares denunciaron no haber recibido nunca dicha rentabilidad e incluso algunos se encontraron que las propiedades compradas a Riviera Invest tenían pendiente el pago de hipotecas.

Según explica la propia empresa en su página web, Riviera Invest es una inmobiliaria con "peculiaridades contables, cuya singularidad consiste en que la contabilización de los ingresos provenientes de las ventas se produce en el acto de la escrituración".

"Esto supone, que tras cerrar la escritura, en ésta figuran las entregas a cuenta de los clientes como anticipos y no como ingresos, explica la inmobiliaria.

El pasado 1 de septiembre dos empresas pertenecientes al holding Riviera Invest presentaron concurso voluntario de acreedores, lo que puso en alerta a los clientes afectados.