28 de noviembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Economía/Legal.-Los trabajadores de Sintel alegan en su recurso "indicios racionales" de la participación de Telefónica

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Trabajadores de Sintel ha interpuesto recurso de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra el archivo de las actuaciones contra 16 imputados, 5 de ellos ex directivos de Telefónica, en el que solicita "continuar con la causa" contra todos ellos al existir "indicios racionales que revelan su participación" en la comisión de delitos de insolvencia punible y contra la Hacienda Pública, según el recurso, al que tuvo acceso Europa Press.

Los trabajadores señalan también que el auto de sobreseimiento "desdeña" estos indicios y que el auto de transformación e imputación de los directivos de Sintel, donde se recoge el relato de lo acaecido, "omite hechos transcendentes en la generación y agravación de la insolvencia de Sintel" cometida a través de su venta en 1996 y su posterior quiebra, que desembocó en el vaciamiento patrimonial de la empresa en 2001, dejando a 1.800 trabajadores en la calle con indemnizaciones aún pendientes de cobrar.

Por su parte, la Fiscalía Anticorrupción está pendiente de decidir si presenta o no recurso de apelación contra estos autos, que retiraron 16 imputaciones de las 24 pedidas por el fiscal, según informaron fuentes de la Fiscalía.

A lo largo de las 13 páginas del recurso, los trabajadores presentan a la Sala de lo Penal el relato de los hechos, así como las pruebas documentales y la declaraciones incorporadas en la causa en las que se apoyan sus alegaciones. "La acreditación indiciaria del plan concebido por Telefónica se infiere del hecho de que lo llevó a cabo", afirma.

El juez señala como principales imputados a los hijos del empresario cubano exiliado a Estados Unidos Jorge Más Canosa ya fallecido, Jorge y Juan Carlos Mas Santos, ex presidente y ex consejero de Mastec Internacional, sociedad creada para la compra de Sintel. Pedraz considera que ambos adquirieron Sintel "con ánimo de desmantelarla en su beneficio".

La acusación particular mantiene que, según las diligencias practicadas, "no puede sostenerse racionalmente" que Cándido Velázquez, presidente de Telefónica que firmó el acuerdo de venta en 1996, y el entonces sercretario del consejo de administración, Heliodoro Alacaraz, "fueran ajenos a tales designios", sostiene el recurso.

Asimismo, destacan que "ninguno de los autos" resuelve, al no mencionarla, la situación procesal de Juan Villalonga, presidente de Telefónica entre 1996 y 2000, que sigue imputado en la causa a instancias de los trabajadores después de que el fiscal retirara su acusación contra él.

La representación legal de los trabajadores considera que Villalonga "estaba obligado a conocer", por ser Telefónica "parte del contrato" de venta de Sintel, el informe de auditoria elaborado por Arthur Andersen para Sintel, en el que advirtió a sus administradores que el contrato con garantía a 30 de diciembre de 1998, resultaba ilegal y esta prohibido por la Ley de Sociedades Anónimas.

El pasado 12 de diciembre el titular del Juzgado de Intrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, dictaminó mediante auto sobreseer la acusación contra 11 acusados del entorno de Sintel, así como contra Velázquez, Alcaraz; el secretario general en tiempos de Juan Villalonga, José María Mas Millet, su vicesecretario general, Diego Luis Lozano Romeral y el apoderado general de la empresa, Luis Ángel Casado Carrasco.

En otro auto dictado al mismo tiempo, Pedraz mantuvo la imputación contra ocho de los 24 imputados, todos directivos de Sintel, por la Fiscalía Anticorrupción y como máximos responsables a los hermanos Mas Canosa.