19 de junio de 2019
  • Martes, 18 de Junio
  • 6 de abril de 2016

    La AIReF achaca parte del desvío del déficit de las comunidades al sistema de financiación autonómico

    La AIReF achaca parte del desvío del déficit de las comunidades al sistema de financiación autonómico
    CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

    MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, achaca parte del desvío del déficit de las comunidades autónomas en 2015 al sistema de financiación, y no únicamente a la gestión realizada por los gobiernos regionales.

    Durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso este miércoles, Escrivá ha citado todos los informes que publicó el año pasado y en los que ya advertía de forma reiterada de los altos riesgos de incumplimiento del objetivo de déficit, fijado en el 4,2% para el conjunto del Estado y que finalmente cerró casi un punto por encima, en el 5,18%.

    Sin embargo, gran parte de esa desviación se debe a las comunidades autónomas, que acabaron el año con un déficit del 1,66%, muy lejos del 0,7% previsto.

    CULPA DE MUCHOS FACTORES

    Según Escrivá, esta situación "es consecuencia de muchos factores", incluyendo tanto la "eficacia" de la gestión como el "compromiso con la estabilidad" presupuestaria de cada administración, pero sin olvidar "la facilidad de alcanzar los objetivos fijados" según el punto de partida, la "sensibilidad al ciclo de ingresos y gastos", y la "suficiencia y adecuación del sistema de financiación".

    "Por eso no es conveniente centrar el debate en el cumplimiento o incumplimiento de los objetivos, porque eso sería una simplificación en la búsqueda de soluciones a través del tratamiento de los síntomas y no de las causas del problema", ha advertido.

    En este sentido, ha señalado que no sólo hacen falta medidas de consolidación fiscal e incluso una revisión de la propia Ley de Estabilidad Presupuestaria tras cuatro años en vigor, sino que además se necesita un "análisis integral del sistema de financiación" para "adecuar el nivel de gasto a las competencias de cada administración y al cumplimiento de la regla de gasto".

    Y es que Escrivá no cree que el déficit del conjunto de las comunidades sea "muy grande" y considera que el verdadero problema a medio plazo será la financiación de la Seguridad Social. Sin embargo, sí admite que hay "casos bastantes evidentes de infrafinanciación" de algunas comunidades concretas.

    "Y, en la medida en que esto es así, hay un déficit de autoridad moral para aplicar medidas fuertes sobre las comunidades que tienen un déficit de financiación. Y para poder exigir medidas, el sistema tiene que estar bien equilibrado entre todas las comunidades. Por eso insistimos en este problema", ha añadido.

    EL REPARTO ACTUAL "NO ES RAZONABLE"

    El Ministerio de Hacienda acepta esta sugerencia de revisar el modelo, pero matizando que es su competencia decidir cuándo afrontarla.

    "Sin embargo, no parece razonable mantener, en el contexto actual, objetivos de déficit aún muy exigentes en algunos subsectores y superávit recurrentes en otros", ha advertido Escrivá, que recuerda que en Europa hay un "reconocimiento general y creciente" de que las reglas de estabilidad presupuestaria deben aplicarse con "más flexibilidad" y con un carácter "más anticíclico".

    Y es que a su entender que el Estado hay conseguido "cumplir holgadamente" con el objetivo de 2015 puede interpretarse como que "su objetivo no es particularmente exigente", mientras que dar más margen a los gobiernos regionales permitiría que menos comunidades incumplieran. "Parece que el objetivo de 2015 era particularmente exagerado", ha apostillado.

    Además, Escrivá ha pronosticado que si no se toman medidas adicionales el déficit de las comunidades autónomas este año será del 0,8% del PIB, cerca de un punto por debajo de 2015 aunque todavía lejos del objetivo del 0,3% acordado con Bruselas.

    También ha recordado que sugirió establecer objetivos de déficit diferenciados por comunidades tanto para 2016 como para 2017, en aras a que en 2018 todas tuvieran equilibrio presupuestario. "Pero esta recomendación no fue seguida", ha lamentado, insistiendo en que hay que ver la "factibilidad" de los objetivos que se marcan porque si se incumplen "se erosiona la credibilidad de todo el sistema".

    En la misma línea, ha admitido que le resulta "desalentador" que los esfuerzos de la AIReF "no hayan sido suficientes para transmitir los beneficios de un ajuste gradual y diseñado internamente, frente a uno que venga de fuera y sea precipitado y traumático" y que las administraciones públicas no hayan seguido sus sugerencias hasta que no las ha planteado la Comisión Europea (CE) de forma pública y se han comprobado las desviaciones de déficit.

    PRINCIPIO DE CUMPLIR O EXPLICAR

    Por otra parte, el presidente de la Autoridad ha subrayado que parte sustancial de sus recomendaciones han estado relacionadas con las medidas previstas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, sobre todo con la "conveniencia de reforzar la actuación temprana cuando hay riesgo de desviación".

    "Las herramientas preventivas no han terminado de ser aplicadas", se ha quejado, señalando que sería "necesario disponer de plan presupuestario a medio plazo realista, creíble y que preste especial atención a las administraciones con mayores desviaciones" del déficit.

    También la regla de gasto ha sido objeto de muchas de sus sugerencias, para mejorar su aplicación, aunque siempre teniendo en cuenta que "las recomendaciones de la AIReF no son meras sugerencias, sino que están sujetas al principio de cumplir o explicar".

    "Las administraciones tienen la obligación de seguir nuestras recomendaciones o explicar por qué no lo hacen", ha precisado Escrivá, que valora los avances conseguidos en esta materia durante los últimos meses, en los que se ha pasado de un "insuficiente diálogo" entre las administraciones a actitudes más "constructivas".

    En cualquier caso, considera que "queda un importante trabajo" que hacer en este campo para que el principio de cumplir o explicar "no sea un mero trámite" y se eviten "fórmulas evasivas", de modo que todas las administraciones que tengan "intención de cumplir" precisen "cómo y cuándo" lo harán o argumenten "de forma convincente" cualquier otra postura.

    "Yo preferiría muchas veces que discreparan más de nosotros, porque no tenemos por qué tener razón. Esto contribuiría a reforzar el marco presupuestario nacional", ha añadido.

    MEMORIA ANUAL DE LA AIREF

    Por otra parte, Escrivá se ha referido a la Memoria Anual de la AIReF de 2015, cuya presentación era el objetivo formal de la comparecencia, en cumplimiento de la normativa vigente.

    En este sentido, ha recordado que su trabajo pasa por "identificar problemas en el ciclo presupuestario y hacer recomendaciones para solventarlos" pero "en último término la decisión sobre las medidas a aplicar corresponde a los gobiernos competentes".

    Además, ha subrayado que la aplicación del Plan Estratégico de 2015 ha estado "condicionado" por la disponibilidad de recursos financieros y humanos, sobre todo porque la plantilla está "muy lejos" de las necesidades de la institución.

    En cualquier caso, se ha comprometido a trabajar este año en algunas medidas, como incorporar a la web de la Autoridad un observatorio interactivo de la sostenibilidad de la deuda de cada administración pública o iniciar el diseño de la evaluación externa que la AIReF pedirá a la OCDE a mediados de mandato.