20 de junio de 2019
20 de julio de 2016

AIReF dice que el déficit oscilará entre el 4,1% y el 4,7% este año

Dice que el tipo mínimo para el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades debería pasar del 12% a, al menos, el 20% del resultado contable

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ahonda en su pesimismo sobre la posibilidad de que España cumpla los objetivos de déficit y avisa de que este saldo solo se reducirá del 5% del PIB en 2015 a entre el 4,1% y el 4,7% este año, y ello siempre dependiendo de cómo se instrumenten las medidas incluidas en las alegaciones presentadas a Bruselas y los acuerdos de no disponibilidad de gasto.

En su anterior estimación de abril, AIReF situaba el escenario central del déficit ligeramente por debajo del 4% y ahora avisa además de que dependiendo del grado de aplicación de las medidas comprometidas el déficit podría situarse en el 4,7% del PIB este año.

Así se recoge en el 'Informe de cumplimiento esperado de los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto 2016 de las AA.PP.', que se ha realizado en una doble situación particular. Por un lado, la senda de consolidación para 2016 y 2017 aún no se ha acordado con Bruselas y, al mismo tiempo, el Gobierno en funciones ha adoptado medidas de ajuste como la relativa a este pago fraccionado en el Impuesto de Sociedades.

Dicho esto, el organismo cree que la previsión del déficit del Gobierno del 3,6% del PIB para este año, recogido en el Programa de Estabilidad 2016-2019, tendrá una vida muy corta a la espera de lo que se pacte con Bruselas. Si bien, a la vista de las llamadas realizadas por la Comisión Europea en los últimos meses, también parece que el déficit final superará las expectativas de la UE.

Cuando AIReF valoró el Programa de Estabilidad el pasado mes de abril, ya consideró que el objetivo del Gobierno era factible pero exigente, y el escenario se ha deteriorado. La peor parte se la llevan el Estado y la Seguridad Social.

Así, en el escenario central de un déficit del 4,1% del PIB el Estado acabaría 2016 con un saldo negativo del 2,1%, las comunidades autónomas con un 0,8%, la Seguridad Social con un 1,7% y los ayuntamientos con un superávit del 0,4%. En el caso de que se alcanzara un déficit del 4,7% del PIB, las seis décimas adicionales recaerían en el Estado.

AIREF ANTICIPA UN TIPO DEL 20% PARA EL PAGO FRACCIONADO EN SOCIEDADES.

Entre las razones del este deterioro se encuentra la incidencia de la inflación negativa, como ha argumentado el Ejecutivo en su defensa ante Bruselas, pero sobre todo el mayor impacto de la reforma fiscal sobre el IRPF y sobre el Impuesto de Sociedades.

En el caso del IRPF, el organismo que dirige José Luis Escrivá señala que pese a la subida de los salarios, la rebaja del impuesto ha reducido la recaudación un 2%, lo que dejaría el impuesto muy por debajo de lo presupuestado.

En el caso del Impuesto sobre Sociedades, fuentes del organismo estiman que para recaudar 6.000 millones de euros adicionales, como se ha comprometido el Gobierno en funciones, el tipo mínimo aumentará del 12% aplicado en 2015 a por lo menos el 20% del resultado contable, y anticipan que tendrá carácter permanente.

Aún así AIReF cree que "con una alta probabilidad, una parte de la reforma del impuesto no va a recuperarse y la cifra prevista en el Presupuesto será de difícil cumplimiento". El Estado preveía un incremento de la recaudación por este impuesto precisamente del 20%.

Por otro lado, el informe de AIReF también indica que la ejecución de los presupuestos aprobados por las comunidades autónomas habría permitido alcanzar un déficit inferior al 0,7% del PIB y que el nuevo objetivo simétrico y poco ambicioso ha conducido a que casi todas ellas prevean agotar el margen dado por la flexibilización.

Sobre la Seguridad Social, el organismo mantiene su previsión de déficit y destaca en este punto un incremento del gasto por incapacidad temporal, que es habitual de ciclos en los que se reduce el paro.

Además, indica que la información recibida de las comunidades autónomas evidencia que no se están implementando los acuerdos de no disponibilidad. Sólo Extremadura lo habría hecho por importe de 44 millones de euros y Aragón habría alcanzado un compromiso de aplicarlo por importe de algo más de 3.000 millones de euros.

Por otro lado, AIReF critica que el Ministerio de Hacienda ha aprobado los planes de ajuste de las comunidades autónomas por adhesión al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en 2016 sin exigir su instrumentación.

Asimismo, AIReF cree que el superávit de los ayuntamientos será en 2016 inferior al de años anteriores, debido a la finalización del periodo de aplicación de tipos incrementados en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, la relajación en la interpretación de la regla de gasto y la aplicación "poco rigurosa" de las medidas correctivas.

CRITICAS A LA IMPLEMENTACIÓN DE MEDIDAS.

En este contexto, AIReF insta a una aplicación rigurosa de las medidas de ajuste del déficit. Así, critica, por ejemplo, que el Estado se comprometió a aplicar un acuerdo de no disponibilidad de gasto de 2.000 millones de euros, de los que se habrían instrumentado más de 1.600 millones de euros, sin que se conozcan las partidas, mientras que más de 300 millones de euros quedarían por reprogramar.

Otras de las demandas del organismo es la articulación de un control de la ejecución de este tipo de medidas en el Estado a través de un seguimiento mensual realizado por el Ministerio de Hacienda. "El seguimiento debe extenderse a la evolución de los ingresos tributarios con una actualización del impacto de la reciente reforma fiscal", indica el informe, para añadir que esta evolución debe realizarse con la mayor transparencia posible y remitiendo los informes elaborados a las Cortes Generales y a la AIReF.

Por último, la AIReF pide que Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón, Cataluña y Castilla-La Mancha revisen en profundidad los PEF presentados recogiendo una senda factible de consolidación fijada conjuntamente con Hacienda.