21 de octubre de 2019
19 de abril de 2016

La AIReF ve "razonable" el objetivo de déficit y de crecimiento, pero pide "más detalles"

Afirma que "algún grado de fricción entre el supervisor y el supervisor tiene que existir"

La AIReF ve "razonable" el objetivo de déficit y de crecimiento, pero pide "más detalles"
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha afirmado este martes ver un escenario "razonable" tanto en los nuevos objetivos de déficit anunciados por el Gobierno en funciones, del 3,6% para este año y del 2,9% para 2017, como en los de crecimiento (2,7% este año y del 2,4% el próximo), aunque ha pedido conocer "más detalles" del cuadro macroeconómico para que el organismo pueda emitir el perceptivo informe.

Así lo ha señalado durante su intervención en el en el XXIX Curso de Economía para Periodistas de Información Económica, ofrecido por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en el que ha opinado que el esfuerzo fiscal para alcanzar el objetivo de déficit del 3,6% este año será "manejable, factible y plausible", y de unas "4 o 5 décimas".

"Me parecen razonable las dos cosas, un crecimiento económico del 2,7% este año y del 2,4%, me parece una senda razonable", ha opinado Escrivá, quien ha señalado que "la economía está creciendo en estos momentos a tasas del 3%" y "no hay todavía signos de desaceleración".

Escrivá ha destacado que las condiciones del entorno, sobre todo en la parte monetaria, son "muy expansivas", y también contribuirá la evolución del precio del petróleo y los efectos de la bajada de impuestos, con lo que "se compensa la ligera desaceleración del crecimiento internacional".

En este sentido, ha señalado que si se da un contexto "favorable" y las condiciones necesarias para reconducir las cuentas públicas hacia el equilibrio presupuestario, "es posible" lograrlo en una legislatura y con crecimientos de la actividad económica "satisfactorios". "Los esfuerzos que hay que hacer son esfuerzos muy manejables si se distribuyen bien, si se planifican adecuadamente", indicó.

En cualquier caso, ha afirmado que habrá que ver con "muchísimo cuidado" el detalle de las medidas adicionales para conseguir el cumplimiento de los objetivos de déficit, especialmente en el caso de las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Preguntado por la repercusión en el déficit de la devolución del 50% de la paga extra suprimida en 2012, Escrivá ha asegurado que no modifica la política presupuestaria existente, ya que es "dinero presupuestado", a diferencia de las comunidades autónomas, cuya "casuística es distinta".

En todo caso, ha insistido en la necesidad de conocer "más detalles" de las nuevas previsiones recogidas en el cuadro macroeconómico presentado este martes por el ministro de Economía, Luis de Guindos, con el objetivo de poder emitir el informe perceptivo por parte de la AIReF. Sobre este asunto ha señalado que la autoridad fiscal dispone de plazo hasta el día 30, si bien la Ley "nos permite emitir un informe fuera de plazos" si se considera de utilidad su emisión. "Es algo que valoraremos en su momento cuanto tengamos la información suficiente", ha añadido.

"FRICCIÓN ENTRE EL SUPERVISOR Y EL SUPERVISADO".

La AIReF denunció ayer que el Gobierno no le había enviado la información fiscal y presupuestaria recogida en la actualización del Programa de Estabilidad 2016-2019 --que incluye los nuevos objetivos de déficit--, lo que le ha impedido evaluarlo.

En esta línea, Escrivá ha opinado que "algún grado de fricción entre el supervisor y el supervisado tiene que existir", sobre todo porque "el Ministerio de Hacienda es una institución que en su DNI está el controlar a los demás, con muchas efectividad y mucha solvencia".

De esta forma, considera que "llevará tiempo hasta que el controlador natural e histórico interiorice que también tiene que ser controlado. Es un proceso de aprendizaje que llevará su tiempo, cuando hablas con autoridades fiscales más consolidadas te reconocen que estas cosas no son inmediatas".

Sin embargo, ha insistido en la importancia de que la AIReF continúe con su "grado de exigencia" para que se cumplan los plazos y con el tiempo "se vayan respetando mejor y podamos hacer nuestra labor en mejores condiciones". "Esto lo intento racionalizar todos los días", ha apostillado.

POSIBLE RECOMENDACIÓN DE BRUSELAS A MEDIADOS DE JUNIO.

En cuanto al calendario del cuadro macroeconómico y las posibles exigencias de Bruselas, Escrivá ha detallado que España mandará su programa de estabilidad a Europa el día 29 de abril y hacia mediados de mayo, previsiblemente la primera semana, habrá una evaluación de las autoridades europeas de ese cuadro.

Entonces, Bruselas emitirá un informe específico para los países "más problemáticos", entre los que "probablemente" se encontrará España por el incumplimiento de su objetivo de déficit en 2015, en el que determinará si el país ha ejercido "acción efectiva". Esto es, si España está tomando las medidas efectivas para corregir su trayectoria fiscal.

A partir de ahí, si Bruselas determina que España no está haciendo nada para reconducir el déficit, elevará al Consejo Europeo (Ecofin) una recomendación del endurecimiento del procedimiento de déficit excesivo, lo que podría producirse hacia mediados de junio.