2 de julio de 2020
16 de abril de 2020

El BEI aprueba la creación del fondo de 25.000 millones para movilizar 200.000 millones

El BEI aprueba la creación del fondo de 25.000 millones para movilizar 200.000 millones
29 January 2020, Belgium, Brussels: European flags wave near a mural painting with the inscription of "The Future is Europe". Britain is due to leave the EU at midnight on Friday, three-and-a-half years after Britons narrowly voted on the issue in a 2016 - MICHAEL KAPPELER/DPA - ARCHIVO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha aprobado la creación del fondo de 25.000 millones de euros destinado a movilizar inversiones de 200.000 millones de euros para paliar las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, según ha informado el organismo en un comunicado.

Este mecanismo formaba parte del paquete de 540.000 millones de euros que aprobaron hace una semana los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo).

El fondo se formará con las aportaciones de capital que realicen los 27 Estados miembros, aunque está abierto a contribuciones de terceras partes, como el presupuesto de la UE. El instrumento quedará constituido cuando se hayan realizado los compromisos por parte de un número de Estados que representen, al menos, el 60% del capital del BEI.

"Los ministros de Finanzas de la UE nos pidieron que actuáramos sin demora y eso es lo que estamos haciendo. Ahora podemos avanzar con gran rapidez, trabajar codo con codo con socios nacionales y de la UE, y asegurarnos de que el apoyo llegue a la economía allí donde se necesite en mayor medida y con más urgencia", ha asegurado el presidente del BEI, Werner Hoyer.

El fondo centrará sus inversiones y préstamos en pequeñas y medianas empresas y se conformará como un "escudo protector" para las firmas europeas que tengan problemas de liquidez.

Además de la creación y gestión del fondo de garantía europeo, el BEI está implementando las medidas de emergencia anunciadas en marzo para reorientar la utilización de garantías existentes con el fin de apoyar a las empresas en la UE a superar las consecuencias de la crisis.