18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 11 de julio de 2016

    El 'Brexit' no tendrá un impacto significativo en Asia Pacífico, según Moody's

    LONDRES, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La victoria de los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio "no tendrá un impacto significativo" en la solvencia de los emisores soberanos de Asia Pacífico, según la agencia de calificación crediticia Moody's.

    La calificadora de riesgos considera que, aunque el menor crecimiento del Reino Unido puede afectar negativamente a la demanda de productos del resto del mundo, los vínculos comerciales directos del país con Asia Pacífico "son en general limitados", siendo Camboya el más expuesto, ya que las exportaciones al Reino Unido representaron el 5,2% de su PIB en 2015.

    De este modo, Moody's opina que sólo un escenario bajista severo, incluyendo una prolongada y pronunciada pérdida de confianza en la economía de la UE afectaría negativamente de forma material al crecimiento de Asia Pacífico.

    Asimismo, los analistas de la agencia advierten del potencial impacto negativo de la volatilidad en los mercados provocada por el 'Brexit' para las economías de la región con mayores necesidades de financiación externa, particularmente en el caso de Mongolia y Sri Lanka, cuya elevada deuda y grandes déficits por cuenta corriente, implican el riesgo de mayores presiones en caso de una severa y prolongada volatilidad.

    Por otro lado, a pesar de que el impacto sobre los flujos financieros para los bancos del Reino Unido y del resto de Europa "esa incierto", la agencia señala que centros financieros internacionales de la región como Hong Kong y Singapur se verían expuestos si decaen los flujos financieros desde Reino Unido y la UE, aunque también podrían beneficiarse si las entidades del Viejo Continente tratan de diversificar sus activos.

    Sin embargo, la entrada significativa de flujos financieros en refugios sería negativa para emisores como Japón y en menor medida para Hong Kong, ya que una apreciación sostenida del yen frenaría el crecimiento y la inflación de la economía nipona, dificultando el cumplimiento de sus objetivos de consolidación fiscal, mientras que un dólar más fuerte dañaría la economía hongkonesa.

    Para leer más