22 de agosto de 2019
14 de agosto de 2019

Bruselas plantea ajustes en los aranceles que aplica a las importaciones de acero

BRUSELAS, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha presentado este miércoles una propuesta para introducir algunas modificaciones a los aranceles que aplica de forma definitiva desde febrero de este año a las importaciones de productos de acero y cuyo objetivo es contrarrestar el daño provocado a la industria europea por los gravámenes que Estados Unidos impone a las compras de este material.

Bruselas pretende con estos ajustes aumentar la efectividad de los aranceles y conseguir que estén "totalmente en línea" con las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). El análisis de las medidas que se llevó a cabo hasta mayo, no obstante, mostró que "han funcionado bien", ha destacado la institución en un comunicado.

En concreto, la UE ajustará el funcionamiento de algunas cuotas para ciertos productos, como aquellos de acero laminado en caliente u otros para el sector automovilístico. Además, actualizará la lista de países en vías de desarrollo a los que no se aplican los aranceles teniendo en cuesta los datos más recientes.

También reducirá el ritmo de liberalización gradual y pasará a aumentar al 3% el nivel del contingente libre de derechos después de cada año de aplicación, en lugar del 5% que se estipulaba hasta ahora.

El Ejecutivo comunitario comunicado los cambios este miércoles a la OMC y ahora los discutirá con los países afectados. Tras estas consultas, deberán ser aprobados por los Estados miembros para que puedan entrar en vigor en octubre de este año.

El bloque aplica de forma definitiva desde febrero unos aranceles definitivos del 25% a la importación de 26 categorías de productos de acero procedentes de terceros países a partir de un nivel determinado.

Esta medida forma parte de la respuesta de la Unión Europea a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de aplicar aranceles a las importaciones de estos productos y estará vigente hasta julio de 2021.

Así, la UE impone estos aranceles a las importaciones de acero procedentes de cualquier país del mundo salvo Noruega, Islandia y Liechtenstein --por su alto grado de integración económica con la UE--, países en vías de desarrollo cuyas importaciones al bloque comunitario no supere el 3% y Sudáfrica, por tener un acuerdo de reciprocidad.

Contador

Lo más leído en mercado financiero