26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 25 de abril de 2018

    Casi la mitad de los españoles espera una mejora de la situación económica, frente al 34% de 2013

    MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Las expectativas de los españoles en cuanto a su futuro a corto plazo son optimistas, ya que el 46% espera que la situación económica mejore este año, frente al 34% que opinaban así en 2013, según el segundo número 'Apuntes de Opinión Pública', editado por Funcas bajo el título 'Visión optimista del pasado y del futuro inmediato'.

    Asimismo, el porcentaje de quienes temen que empeore la situación económica en este periodo ha bajado del 20% a finales de 2012 a sólo el 7% de este momento.

    En cuanto a su situación económica personal, también las expectativas de los españoles han mejorado considerablemente. Así, el 28% esperaba en diciembre de 2017 una mejora de su situación económica, más del doble de quienes lo hacían en enero de 2013 (13%). El porcentaje de quienes esperan mejorar su vivienda (14%) duplica al de quienes lo hacían hace cuatro años (7%).

    Los españoles que más han mejorado sus expectativas anuales son los de mediana edad, especialmente los de 45 a 54 años, que cuentan con estudios intermedios y están desempleados. "Los solteros, separados y divorciados, que ya se encontraban entre los más optimistas, también han incrementado notablemente sus esperanzadas de futuro", explica Funcas en la publicación.

    Por el contrario, se ha estancado el optimismo de las "viejas clases medias", formadas principalmente por empresarios y autónomos (y trabajadores de empresa familiar), frente a las mejores expectativas de los técnicos y trabajadores de administración y servicios que componen "la nueva clase media".

    En cuanto al pasado, el estudio de Funcas muestra que España es el décimo país de 38 de los cinco continentes y el quinto europeo en cuanto a si la vida ha mejorado en los últimos 50 años para la gente corriente. Los españoles dan a su historia reciente una interpretación más positiva que otros europeos que han disfrutado de mayor estabilidad política y crecimiento económico, como los británicos y los franceses, y superan a países que han ejercido el liderazgo político mundial, como es el caso de Estados Unidos.