5 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2020

La cobertura de seguros por desempleo llega al 17% de los trabajadores de Latinoamérica, según la OIT

La cobertura de seguros por desempleo llega al 17% de los trabajadores de Latinoamérica, según la OIT
Argentina ha confirmado más de 450.000 casos de coronavirus tras sufrir un pico de contagios superior a 12.000. - ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cobertura de seguros por desempleo en América Latina y el Caribe era del 17% al comienzo de la propagación del coronavirus en la región, según revela un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que revela que en el momento del estallido de la epidemia la cobertura de la protección social contributiva era del 46,5%.

De acuerdo con la organización, la cobertura efectiva de las prestaciones no contributivas alcanza al 39,2% de la población vulnerable, mientras que el gasto público en protección social ronda el 9,7% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región.

El análisis de la OIT destaca que ante la llegada de una crisis de grandes dimensiones, un sistema de protección social es esencial tanto para cubrir necesidades relacionadas con la salud, como aquellas vinculadas a compensar la caída de ingresos y apoyar a los más vulnerables. Sin embargo, los sistemas existentes no han dado abasto para satisfacer la demanda, concluye la OIT.

Así, el texto advierte de que los países de América Latina y el Caribe enfrentan una "compleja combinación de desafíos" para rescatar los sistemas de protección social, tras la crisis derivada de la pandemia, que ha generado efectos significativos y ha puesto en evidencia las brechas en materia de cobertura, sostenibilidad y suficiencia.

"La abrupta irrupción y el rápido y extendido desarrollo de la pandemia han puesto en evidencia los déficits de trabajo decente y las debilidades de los sistemas de protección social existentes en la región", ha advertido el análisis de la organización.

El documento alerta que las grandes dimensiones de la crisis, un espacio fiscal escaso y la percepción y expectativas que las sociedades tienen sobre la protección social tras la crisis, obligan a replantearse los objetivos en la mejora de los sistemas de protección social.

Los desafíos que enfrentan los países latinoamericanos incluyen mejorar sus sistemas de protección social tras el paso de la pandemia y consolidar el camino a la cobertura universal y suficiente de los riesgos.

La OIT también señala que casi todos los países compensan la debilidad de los sistemas tradicionales de protección social con otros de protección social no contributiva, principalmente para apoyar a los sectores más vulnerables.

"Las dificultades para cumplir con los objetivos de cobertura, suficiencia y sostenibilidad se han agudizado" afirma el documento, que añade que "la crisis ha puesto en evidencia la ausencia de sistemas adecuados de protección social con una gobernanza adecuada y participación efectiva de los actores sociales, que garantice la seguridad de los ingresos a lo largo de todo el ciclo vital, pero en especial en edades de trabajar, y un acceso universal a la salud".

Como resultado de la crisis, se está reduciendo la cantidad de población alcanzada por la protección de los seguros sociales y el acceso efectivo a las prestaciones. A su vez, los beneficios resultan menos suficientes y hay mayores interrogantes sobre la sostenibilidad de los sistemas.

Además, se ha revelado la vulnerabilidad de la protección social en América Latina y el Caribe ante shocks tanto naturales como creados por los seres humanos.

"Los países de América Latina y el Caribe deberán enfrentar una compleja combinación de desafíos para mejorar sus sistemas de protección social después de la pandemia y consolidar el camino a la cobertura universal y suficiente de los riesgos, siendo a la vez un pilar de apoyo para las estrategias y políticas que promueven oportunidades en las trayectorias laborales presentes y futuras", concluye el documento.