12 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

La Confederación Mundial del Empleo cree que debe haber un "mínimo" de protección social para trabajadores

La Confederación Mundial del Empleo cree que debe haber un "mínimo" de protección social para trabajadores
Obreros trabajan en una obra. - JOAQUIN CORCHERO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Confederación Mundial del Empleo, Annemarie Muntz, cree que es necesario que se instale un suelo mínimo de protección social para todos los trabajadores, independientemente de la forma en la que se relacionan con el trabajo, para que los mercados laborales sean "verdaderamente inclusivos y faciliten las transiciones".

Así se recoge en el informe sobre el Impacto Social 2020 de la Confederación Mundial del Empleo, de la que forma parte Asempleo, donde se pone también de relieve que las redes de seguridad construidas para el mercado laboral del siglo XX "ya no funcionan".

Para Muntz, el Covid ofrece la oportunidad de acelerar la innovación de las redes de seguridad mediante una distribución más equitativa de los costes, beneficios y riesgos entre el gobierno, las empresas y los trabajadores.

En el informe se destaca que un contrato de trabajo sigue siendo la clave para la cobertura formal de la protección social y que los trabajadores por cuenta propia son "mucho más vulnerables" que los trabajadores con contrato de trabajo.

Según el 90% de los países analizados, los trabajadores de agencias de empleo y los trabajadores con otras formas de empelo contractual gozan de pleno acceso legal a las prestaciones de desempleo y enfermedad.

Además, el estudio establece que una de las características más problemáticas de los actuales sistemas de protección social es la discrepancia entre el acceso estatutario y el acceso efectivo a las prestaciones de protección social para los trabajadores asalariados. De hecho, cree que los criterios de elegibilidad, así como los umbrales en términos de días laborables, pueden impedir que algunos grupos accedan a las prestaciones en caso de desempleo y enfermedad.

También señala la "importante" discrepancia en la cobertura de la protección social de los trabajadores en acuerdos de trabajo alternativos.

Por otro lado, remarca que la industria de las agencias privadas de empleo ha apoyado a los trabajadores proporcionando beneficios adicionales de protección social para el desempleo, la enfermedad, la atención sanitaria o la pensión.

En el informe, se apunta que el sector privado de servicios de empleo puede ofrecer inspiración sobre cómo se pueden reformar las redes de seguridad para cubrir a los trabajadores que se desplazan entre puestos de trabajo y entre sectores, basándose en las iniciativas que ha desarrollado a través del diálogo social.

"La protección de las personas en tiempos de crisis va más allá de la provisión de redes de seguridad básicas", apunta el informe, que resalta que la aplicación de mecanismos de aprendizaje permanente para facilitar una transición rápida entre empleos y sectores, el aumento de la participación del mercado laboral, la reducción del desempleo y la lucha contra el empleo informal "son fundamentales para proporcionar seguridad a los trabajadores y a las personas en general".