16 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

Confemetal denuncia que los PGE son muy "optimistas" y van en contra de la recuperación y del empleo

Confemetal denuncia que los PGE son muy "optimistas" y van en contra de la recuperación y del empleo
El presidente de Confemetal, José Miguel Guerrero - CONFEMETAL - ARCHIVO

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Confemetal denuncia en su último boletín de coyuntura que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 son muy "optimistas" porque "olvidan que en un contexto de grave crisis económica, tan importante es la red de protección social como el impulso a la actividad productiva, la única palanca eficaz para recuperar el empleo".

La patronal del metal, integrada en CEOE, asegura que los PGE, que se aprueban hoy en el Congreso, son de una mínima "credibilidad" en lo que respecta a los gastos y "sobrevaloran" los ingresos y defiende que para que las empresas y los autónomos puedan generar riqueza y empleo se necesitan reformas estructurales y no una política de gasto expansiva si ésta no va dirigida "a la inversión productiva, a la racionalidad y a la eficiencia".

Así, para Confemetal, los PGE de 2021 van "en contra de la recuperación y del empleo". En su opinión, la oportunidad que ofrecen los fondos europeos para profundizar en las reformas estructurales "corre un alto riesgo de perderse en compromisos, ineficiencias y repartos territoriales ajenos a las verdaderas necesidades", lo que a su vez comprometerá en mayor medida la sostenibilidad y el equilibrio de las finanzas públicas.

"El impulso de los fondos comunitarios no se enfoca a la inversión pública y privada productivas y se vence hacia el gasto corriente. En paralelo, las subidas de impuestos, sobre todo a las empresas, lastrarán aún más sus posibilidades de invertir, generar actividad y crear empleo", critica.

En este sentido, considera "especialmente contraproducente" la subida de impuestos a las empresas mediante la no corrección de la doble imposición, lo que equivale a un aumento mínimo del tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades del 1,25% sobre los dividendos recibidos de filiales por sus matrices.

Así, la patronal del metal advierte de que las medidas fiscales contempladas en las cuentas del próximo año no servirán para mejorar la capacidad recaudatoria, sino que, por el contrario, "penalizan factores determinantes para el crecimiento económico, como la atracción de inversiones y la acumulación de capital, el ahorro y la actividad empresarial, de las que realmente dependen las posibilidades de recuperación".

LA NEGOCIACIÓN POLÍTICA "HA HURTADO" EL DEBATE SOBRE EL CONTENIDO

Al mismo tiempo, la patronal del metal critica que la atención pública sobre los PGE se haya centrado en "una negociación política paralela a los propios Presupuestos que ha hurtado en gran medida el análisis de su contenido y sus consecuencias en el ámbito de lo puramente económico y social".

"El debate se ha centrado fundamentalmente en las contrapartidas que unos y otros grupos políticos cederán u obtendrán en función de los apoyos al proyecto de Ley, que en su gran mayoría tienen muy poco o nada que ver con sus consecuencias directas sobre la actividad y el empleo", avisa.

Para Confemetal, esto es "paradójico y preocupante" cuando se trata de los Presupuestos "más determinantes en muchos años", en un escenario marcado por el deterioro de la economía, "con retrocesos en todos los indicadores y con pocas perspectivas ciertas de iniciar una recuperación".

La patronal del metal subraya que los PGE de 2021 deberían dar respuesta "a una crisis económica sin precedentes". "El camino debería ir marcado por el realismo, la prudencia, la estabilidad, la previsibilidad y la definición de reformas capaces de frenar el retroceso e impulsar la economía. Sin embargo, el proyecto de Ley de Presupuestos transmite precisamente lo contrario y parece elaborado contra la recuperación de la actividad y el empleo", proclama.

A su juicio, el cuadro macroeconómico que presentan los Presupuestos pinta un escenario "muy optimista, que parece elaborado para otro país y para otro tiempo". Así, considera que las estimaciones de ingresos, que prevén un incremento de la recaudación de 6.000 millones de euros por las medidas fiscales, estarían "sobrevaloradas" como mínimo en un punto del PIB "en el mejor escenario".

Para leer más