25 de junio de 2019
12 de julio de 2016

Dijsselbloem pide a España una posición "ofensiva, no defensiva" con medidas para evitar multa por déficit

BRUSELAS, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas de Países Bajos, Jeroen Dijsselbloem, ha pedido este martes a los Gobiernos de España y de Portugal una posición "ofensiva, no defensiva" cuando presenten sus argumentos de defensa en el proceso sancionador por déficit excesivo que se activa este martes, con el objetivo de aclarar que medidas concretas van a asumir para corregir el desvío.

"Espero una carta defensiva, no ofensiva, lo que quiere decir que debe subrayar los próximos pasos que van a dar para resolver los problemas. Ese sería un planteamiento ofensivo, que estoy seguro que ayudará a la Comisión a decidir sobre las sanciones", ha declarado Dijsselbloem a la prensa en Bruselas, a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin).

El Ecofin adopta este martes los dos dictámenes negativos de la Comisión Europea que certifican la falta de "medidas efectivas" por parte de Madrid y Lisboa para cumplir con los objetivos de déficit público comprometidos con la UE para el pasado año.

Una vez se active formalmente ese procedimiento sancionador, Bruselas tendrá 20 días para cuantificar la multa que propone para los dos países y que oscilará entre cero y un 0,2 % del PIB nacional, lo que, en el caso de España, supone más de 2.000 millones de euros. La sanción incluirá también la congelación de parte de los fondos europeos que corresponden a estos dos países en 2017.

España y Portugal tienen diez días para presentar sus argumentos de defensa (o cartas razonadas), aunque ambos Gobiernos han señalado su voluntad de presentar las alegaciones cuanto antes, para acelerar el proceso.

En la misma línea, el comisario de Asuntos Exteriores y Monetarios, Pierre Moscovici, ha pedido a las autoridades españolas y lusas un compromiso claro que muestre "la capacidad y voluntad de actuar" para enmendar la situación.

"Las cartas deben poner sobra la mesa claramente los compromisos y acciones", ha indicado Moscovici a su llegada a la reunión.