25 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

Economía.- (Ampl.) Campa dice que el déficit se desviaría 0,25 puntos porcentuales en 2011 en el peor de los escenarios

Dice que la economía volvió a crecer de manera "muy suave" en el cuarto trimestre y caerá el 0,3% previsto en 2010

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha señalado que, de cumplirse en 2011 el peor escenario de crecimiento de la economía española previsto por los analistas --del 0,8% frente al 1,3% del Gobierno--, el déficit sería 0,25 puntos porcentuales mayor (6,25%), una desviación "fácilmente asumible".

En un desayuno informativo organizado por 'Cinco Días', antes de que la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, presente los datos de ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas correspondientes al tercer trimestre, el secretario de Estado insistió en que la consolidación fiscal es un "objetivo prioritario e incondicional", independiente de la marcha de la economía.

Así, dejó claro que el Gobierno haría todo lo posible por reconducir cualquier desviación del déficit si se produjese, aunque consideró que no hará falta. Según enfatizó, las perspectivas macroeconómicas son hoy "sustancialmente" mejores que hace seis meses.

Campa avanzó que la economía crecerá en tasa intertrimestral de forma "muy moderada" en el cuarto trimestre del año, de forma que se cumplirán las previsiones del Gobierno y el PIB caerá un 0,3% en el conjunto del año.

Para 2011, el Gobierno espera crecimientos mayores, aunque aún "suaves", por lo que prevé que se cumpla el cuadro macroeconómico, que fija un crecimiento medio del 1,3%. Los pilares de esta evolución serán la mejora de las inversiones, del consumo y del sector exterior.

"NO HABRÁ SORPRESAS" CON LAS CC.AA.

En cuanto a las dudas sobre el déficit de las comunidades autónomas, Campa reiteró que "no habrá sorpresas" y que, como ya se vio en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), los objetivos de déficit agregados "básicamente" se cumplirán.

Según Campa, el ejercicio de transparencia al que se someterán responde precisamente a la necesidad de transmitir que no hay por qué pensar, como recientemente ha hecho Moody's, en que pueden darse tales sorpresas. Dicho esto, Campa lamentó la "falta de conocimiento" reinante sobre los procedimientos de control el Gobierno sobre las cuentas de las comunidades autónomas.

NO OBSESIONARSE CON EL COSTE DE LAS EMISIONES.

En cuanto al progresivo aumento del coste de emisión de la deuda pública, en paralelo al incremento de la prima de riesgo, Campa remarcó que "no es una buena noticia", aunque consideró que "tampoco hay que estar obsesionadamente preocupados al respecto".

"Tenemos una carga de deuda respecto al PIB relativamente pequeña, cercana al 60%, y los intereses de la deuda es todavía bajos", argumentó, antes de añadir que "es una carga asumible".

Por otro lado, confió en que la publicación trimestral de los 'test de estrés' sirva para aplacar los mercados, aunque reconoció que los resultados de los realizados hasta la fecha "se han olvidado muy rápido".

REFORMAS Y TRANSPARENCIA.

Según Campa, es el momento de la "determinación, el compromiso, la claridad y la acción", también para el sector privado. Por parte del Gobierno, puso en valor que las reformas acometidas hasta la fecha ya están dando sus frutos en forma de mejores previsiones y de rápido ajuste de los desequilibrios.

En primer lugar, aseguró que la reforma laboral ya ha permitido que el peso de los contratos de fomento del empleo --indemnización de 33 días-- se haya incrementado en un 50%, hasta el 32% de todos los contratos, mientras que otros como los de prácticas están aumentando un 20%.

En relación con la reforma del sistema financiero, Campa resaltó que finalizará en tiempo y forma antes de que acabe el año y avanzó que las entidades financieras tienen ahora por delante un "esfuerzo espectacular" en materia de profesionalización.