29 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Economía.- Bruselas investigará la presunta filtración de información privilegiadade un alto cargo de la Comisión

BRUSELAS, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea abrirá una investigación para esclarecer las acusaciones vertidas por el diario británico 'The Sunday Times' contra un alto cargo del Ejecutivo comunitario que habría aceptado facilitar a cambio de beneficios económicos información privilegiada en materia de comercio a dos periodistas que se hicieron pasar por lobbistas.

Bruselas investigará el caso para determinar lo sucedido y establecer "las consecuencias adecuadas", aunque el alto cargo implicado se encuentra actualmente disfrutando de "sus vacaciones anuales", según explicó este lunes el portavoz de Lucha contra el Fraude de la Comisión, Maximilian Strotmann. Strotmann precisó que las vacaciones del alto funcionario no impedirán a la Comisión interrogarlo y evitó hacer una valoración del caso "hasta que no se haya escuchado a todas las partes".

En este sentido, el portavoz de Lucha contra el Fraude subrayó que la labor de la Comisión no es la de hacer "un trabajo policial, sino una investigación administrativa" y que, por tanto, esperará a conocer las declaraciones de los implicados antes de decidir los pasos a seguir. Además, el portavoz comunitario Johannes Laitenberger indicó que el alto cargo podría ser suspendido de empleo y sueldo durante la investigación, sí así lo considera la Comisión.

El Ejecutivo comunitario ha mantenido contactos con el diario británico --que asegura tener en su poder grabaciones que demuestran las acusaciones publicadas-- para tener acceso a las pruebas, añadió Strotmann.

El pasado domingo, 'The Sunday Times' publicó un artículo en el que aseguraba que Fritz-Harald Wening, director en la dirección general de Comercio de la CE, aceptó proporcionar información sensible a dos periodistas que se hicieron pasar por miembros de un lobby a sueldo de un empresario chino.

En concreto, el diario sostiene que Wening filtró a estos dos periodistas datos sobre dos compañías chinas, siendo una información que no podría obtenerse fuera de la Comisión y que tenía un valor comercial. El alto cargo también les habría adelantado información sobre una próxima decisión del comisario de Comercio, Peter Mandelson, relacionada con los aranceles a productos de calzado.

Por su parte, el portavoz comunitario Johannes Laitenberger declaró en rueda de prensa que se ha iniciado una investigación "en profundidad", pero pidió que se mantenga "la presunción de inocencia" de los implicados hasta que se conozcan los resultados de dicha investigación.

En un comunicado difundido después de que 'The Sunday Times' destapara el caso, la Comisión pidió al diario británico que pusiera a disposición de las autoridades competentes todas las pruebas de las que dispusiera. Además, recordó la política de "tolerancia cero" que sigue el Ejecutivo comunitario contra las prácticas "faltas de ética e ilegales".

Mientras, la Oficina Europea Antifraude (OLAF) también anunció este lunes que en las próximas horas decidirá si abre una investigación sobre el caso.