30 de noviembre de 2020
16 de diciembre de 2008

Economía/Comercio.- Sebastián abrirá una nueva ronda de consultas sobre la Ley de Comercio para alcanzar un consenso

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció hoy que su departamento abrirá una nueva ronda de consultas con las comunidades autónomas y las distintas fuerzas políticas a fin de "profundizar en el consenso" sobre el borrador de modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.

De este modo respondió en el Pleno del Senado a una pregunta formulada por CiU en relación con el rechazo manifestado por la Generalitat de Cataluña y la Confederación Española de Comercio (CEC) a este borrador.

Sebastián, que recalcó que el objetivo del Gobierno es alcanzar el "máximo consenso posible" en esta normativa, que debe adaptarse a la Directiva Europea de Servicios, defendió que el texto está redactado con un "escrupuloso respeto" a las competencias autonómicas y con el consenso de administraciones locales y regionales y de las asociaciones del sector.

Según destacó, el documento, que aún se encuentra en fase de "deliberación" antes de su elevación al Consejo de Ministros, cumple con las instrucciones de la Directiva de eliminar las trabas y barreras administrativas "injustificadas" al establecimiento y funcionamiento de las grandes y pequeñas superficies de comercio.

"Estaremos encantados de sentarnos una vez más con todas las comunidades autónomas, con todas las fuerzas políticas, y buscar el máximo consenso a un texto que hay que aprobar lo antes posible por imperativo legal europeo", recalcó el titular del ramo, quien incidió en que la reforma busca mejorar las condiciones de establecimiento del pequeño y gran comercio, "en beneficio de comerciantes y autónomos" y, especialmente, de los consumidores.

El senador de CiU Ramón Alturo afirmó que Sebastián trató de llevar al Consejo de Ministros el anteproyecto de nueva Ley de Comercio, "sin el consenso ni de la mayoría de las comunidades autónomas, ni de los sectores minoristas, pero la vicepresidenta del Gobierno (María Teresa Fernández de la Vega) frenó esas expectativas por las presiones del sector", tras lo que criticó que el documento beneficia a las grandes empresas de distribución.