16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    El Congreso analiza mañana la idoneidad de Escrivá para presidir la nueva Autoridad Fiscal Independiente

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El candidato propuesto por el Gobierno para presidir la nueva Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá Belmonte, pasará su examen de idoneidad y conflicto de intereses este jueves ante la Comisión de Hacienda del Congreso, que debe respaldar con mayoría absoluta su nombramiento para que pueda seguir adelante.

    La Ley de creación de la Autoridad Fiscal Independiente obliga a que el presidente tenga un "reconocido prestigio" y experiencia mínima de diez años de ejercicio profesional en temas de análisis presupuestario, económico y financiero del sector público. Además, se valorará "especialmente" su independencia y objetividad de criterio para cumplir con sus funciones.

    Por eso, en su primera intervención parlamentaria Escrivá deberá explicar su currículum con el objetivo de demostrar que su experiencia, formación y capacidad son "adecuadas" para el cargo.

    CURRÍCULUM VITAE.

    Licenciado en Ciencias Económicas y doctor en Economía, Escrivá ha sido también consultor en organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o las Naciones Unidas (ONU). Además, ha sido director de la Oficina para las Américas y responsable de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

    En el ámbito privado, ha ocupado la Dirección del Servicio de Estudios de BBVA, donde sustituyó al exministro de Industria, Miguel Sebastián, y, tras desempeñar diferentes puestos en el Banco de España, fue asesor del Comité de Gobernadores de Bancos Centrales de la Unión Europea, asesor del Instituto Monetario Europeo, subdirector del Departamento de Estudios Monetarios y Financieros del Banco de España y jefe de la División de Política Monetaria del BCE.

    Entre 2003 y 2011 fue economista-jefe y director del Servicio de Estudios del Grupo BBVA, y director del área de Finanzas Públicas del mismo grupo. Desde finales de 2012 era director de la Oficina para las Américas del Banco Internacional de Pagos de Basilea.

    Con esta experiencia, el Consejo de Ministros aprobó el pasado 24 de enero, a propuesta del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, proponer su nombre para presidir la Autoridad, cuya misión es supervisar la ejecución presupuestaria de las principales administraciones y organismos públicos.

    REQUISITOS DEL PRESIDENTE

    El cargo de presidente es de dedicación exclusiva y está sujeto al régimen de incompatibilidades de altos cargos de la Administración General del Estado (AGE). Además, es incompatible con el ejercicio de cualquier actividad profesional pública o privada, retribuida o no, salvo que sean inherentes a su responsabilidad al frente de la Autoridad.

    Tras cesar del cargo --a los seis años no prorrogables de la elección--, el presidente de la Autoridad Fiscal no podrá ejercer actividad profesional alguna relacionada con las materias de las que se ocupe al frente del órgano público durante dos años. Además, la condena por delitos dolosos o el incumplimiento grave de sus obligaciones serán causa para el cese, entre otros motivos.

    Aunque ésta será la primera vez que Escrivá pase por sede parlamentaria no será la última, ya que la normativa de la Autoridad Fiscal Independiente prevé que tenga que dar cuentas a las comisiones de Hacienda del Congreso y el Senado al menos una vez al año.

    La elección de este cargo llega con casi dos meses de retraso con respecto a la fecha estipulada por la ley que regula la Autoridad, donde se preveía que el Consejo de Ministros aprobara antes del 31 de diciembre de 2013 su Estatuto Orgánico, indispensable para poder presentar un candidato.