22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 23 de febrero de 2010

    Economía/Empresas.- El Congreso escuchará a Seopan y Cepyme antes de decidir la reforma de Ley de Morosidad

    La Cámara Baja aprobará la norma dentro de un mes

    MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso escuchará el próximo martes a representantes de varias asociaciones empresariales, entre ellas la patronal constructora Seopan y la patronal de pequeñas empresas Cepyme, antes de debatir la reforma de la Ley de Morosidad impulsada por CiU, que plantea un plazo máximo de 60 días para los pagos de empresas a sus proveedores y de 30 días en el caso de las administraciones públicas.

    Según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias, tras la constitución hoy de la Ponencia para debatir la norma los portavoces acordaron convocar a varias organizaciones, entre las que figura también la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) y la patronal de pymes catalanas Pimec.

    Una semana después, el 16 de marzo, tendrá lugar la reunión de la Ponencia, que será el primer filtro para las enmiendas al proyecto de ley y supondrá la prueba de la voluntad de PSOE y CiU de alcanzar un acuerdo sobre una iniciativa que sólo se desbloqueó tras negociaciones directas entre el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, con su homólogo socialista, José Antonio Alonso, en las que llegó a participar el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

    Como primer gesto, CiU retiró el recurso presentado ante la Mesa de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio contra las enmiendas del PSOE a la proposición de ley, que los nacionalistas catalanes consideran una "jugarreta malintencionada y perniciosa" que busca allanar el camino a la "iniciativa propagandística" de la Ley de Economía Sostenible.

    Así, los socialistas pidieron en un principio la eliminación de todos los artículos del texto de CiU salvo dos, que proponen modificar para que se limiten a instar al Gobierno a presentar en el plazo de tres meses sendas reformas de la Ley de Contratos del Sector Público y de la propia Ley contra la Morosidad.

    DEBATE "EN PARALELO" CON LA DIRECTIVA EUROPEA

    Aunque no han retirado estas enmiendas, la voluntad del PSOE ahora es "compaginar" la negociación "en paralelo" de esta iniciativa con la elaboración de la nueva Directiva Europea de Morosidad --que prevés que se apruebe antes del verano-- y con la futura Ley de Economía Sostenible, que también recoge medidas en este ámbito.

    En cualquier caso, no será hasta dentro de un mes, el próximo 23 de marzo, cuando la Comisión del Congreso debata con competencia legislativa plena esta iniciativa y la remita al Senado. El objetivo es que su aprobación definitiva se produzca antes del verano.

    VACUNA ESENCIAL PARA LAS PYMES

    La proposición de ley de CiU plantea un plazo máximo en los cobros de 60 días para las empresas y de 30 días para las administraciones públicas, que el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, calificó en su momento como una "vacuna esencial" para acabar con "el enemigo número uno de las pymes".

    De esta forma, el texto de CiU elimina la posibilidad de que las partes pacten ampliar los plazos de cobros sin pagar intereses en compensación, no pudiendo superarse los dos meses en el caso de las operaciones entre empresas. En lo referente a las administraciones públicas, este límite se reducirá a la mitad, si bien con un periodo "transitorio" de adaptación de 45 días durante 2010.

    Precisamente, esta Plataforma ha convocado mañana una rueda conjunta con los portavoces de PP, CiU, PNV y ERC para presentar los resultados de una encuesta sobre la morosidad en el conjunto de 2009. El ponente socialista de la proposición de Ley, Félix Larrosa, no asistirá.