21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 8 de julio de 2014

    El precio de la vivienda suma un ajuste del 39% desde el inicio de la crisis

    Los presentan subidas en el Mediterráneo y las áreas en el acumulado del año

       MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

       El precio de medio de la vivienda cayó un 3% el pasado mes de junio en comparación con el mismo mes de 2013 y acumula un ajuste del 39,7% desde los máximos que alcanzó en 2007 antes del estallido de la crisis, según la firma de tasación Tinsa.

       La caída del sexto mes del año es inferior a la del 4% contabilizada a cierre de mayo y a la del 6,8% que se registró a la conclusión del pasado año, y mantiene al precio de la vivienda en niveles de agosto de 2013.

       Tinsa destaca que algunas zonas, como son las islas Baleares y Canarias, ya registran aumentos interanuales de precios, si bien de un leve 0,1%.

       Asimismo, los archipiélagos, la Costa Mediterránea y las áreas metropolitanas presentan subidas del 2,25, el 0,4% y el 1%, respectivamente, en lo que va de año, en el periodo de los seis primeros meses.

       Ante estos datos, la sociedad de tasación considera que los precios de la vivienda manifiestan una "clara tendencia a la estabilización". La firma mantiene su previsión de que dejarán de caer y se estabilizarán a cierre de 2014.

       En cuanto al mes de junio, los mayores descensos de precios se contabilizaron en la Costa Mediterránea, conde la vivienda se abarató a una tasa del 7,1% interanual, y en las capitales y grandes ciudades, con caídas del 4,8%.

       En las áreas metropolitanas los pisos se devaluaron un 3% en el sexto mes del año, caída que se limitó al 0,1% en el resto de municipios. En las islas, la vivienda repuntó un 0,1% en junio.

       Respecto a la evolución que el mercado presenta desde el inicio de la crisis, la contracción más abultada sigue siendo la de la Costa Mediterránea, con un ajuste del 46,9%.

       Después se sitúan las capitales y las grandes ciudades, que suman un descenso del 44,3% desde 2007, y las áreas metropolitanas, con un 42,3%. De su lado, Baleares y Canarias acumulan una caída del 28,1% en el precio de los pisos y el resto de municipios, del 33,3%.