22 de octubre de 2019
1 de noviembre de 2009

Economía/Empresas.- El Tribunal de Cuentas seguirá investigando la venta de Aerolíneas Argentinas a Air Comet

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Cuentas seguirá investigando la venta en 2001 de Aerolíneas Argentinas por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a la sociedad Air Comet, controlada por el grupo Marsans, presidido por el actual presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, hasta que se resuelva definitivamente el pago de las cantidades que reclama a la entidad pública en concepto de contingencias.

Ya que el Tribunal no espera que este proceso se resuelva "en fechas próximas" decidió presentar este mes un informe al Parlamento con datos a finales de 2008, sin perjuicio, eso sí, de que lleve a cabo en el futuro un seguimiento de cualquier actuación vinculada con la operación que pueda afectar los intereses públicos".

Sin embargo, la Comisión Mixta de las Cortes para las relaciones con el Tribunal de Cuentas, que acordó por unanimidad en su reunión de esta semana posponer hasta el informe definitivo las resoluciones que deberán elevar al Gobierno.

El órgano fiscalizador apunta que SEPI aportó 300 millones de dólares (220 millones de euros) a la sociedad Interinvest --propietaria de Aerolíneas y bajo control de Air Comet-- que debían haber sido destinados al pago de pasivos con el compromiso de capitalizar los créditos en Aerolíneas Argentinas en un plazo determinado.

Sin embargo, Air Comet destinó parte de este importe, en concreto 273 millones de dólares (200 millones de euros), a la compra de estos pasivos pero, según la información del Tribunal de Cuentas, ni la SEPI ni Air Comet acreditan que dichos pasivos hayan sido finalmente aportados a los fondos propios de Aerolíneas Argentinas.

No obstante, el último informe del Tribunal de Cuentas señala que al cierre del informe fiscalizador anterior quedaba pendiente de justificar por Air Comet la última disposición de fondos de 30 millones de dólares (22 millones de euros) y por autorizarse otras dos, de 30 millones de dólares y de 25,5 millones de dólares (18,7 millones de euros).

SEPI RESERVA 63,7 MILLONES

Como consecuencia de la operación, Air Comet ha reclamado a la Sepi el pago de diversas cantidades en aplicación de la responsabilidad asumida por la empresa pública en el proceso de venta, sin que hasta ahora haya abonado cantidad alguna.

Cuando se realizó la primera fiscalización en 2006, Sepi había dotado una provisión de 87,2 millones de euros para hacer frente a contingencias, si bien esta cantidad había descendido un año más tarde hasta los 63,7 millones por circunstancias monetarias y el pago de otras reclamaciones. El Tribunal no ofrece cifras relativas a 2008.