3 de abril de 2020
30 de diciembre de 2014

Grecia puede tener problemas de liquidez en verano si la situación política impide un acuerdo con la Troika

LONDRES, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La convocatoria de elecciones anticipadas en Grecia representa un factor de riesgo para el perfil de crédito del país, que podría tener problemas de liquidez en verano si la inestabilidad política se prolongara más allá de los comicios e impidiese avanzar en las negociaciones con la Troika, según la agencia de calificación Fitch.

   No obstante, la calificadora de riesgos considera que "existe margen para el compromiso" entre la Troika y el nuevo Gobierno griego, incluso si el resultado de las elecciones del 25 de enero otorgase la victoria a Syriza, aunque  en este caso "las negociaciones serían mucho más tensas".

   En este sentido, Fitch apunta que, aunque el líder de Syriza, Alexei Tsipras, ha moderado la postura de su partido y expresado su compromiso de cumplir las obligaciones del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los acreedores internacionales de Grecia, un Gobierno liderado por Syriza implicaría la práctica paralización del plan de privatizaciones, así como presiones para elevar el salario de los funcionarios.

   De este modo, Fitch advierte de que el Gobierno griego podría atravesar problemas de liquidez si se prolonga el punto muerto en el que se encuentran las conversaciones con la Troika.

   Asimismo, la agencia advierte de que, en función de la reacción de los depositantes a la evolución de los acontecimientos, la economía griega podría verse bajo presión como consecuencia de una renovada fuga de capitales.

Para leer más