16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 12 de julio de 2016

    La economía de Italia no volverá al nivel previo a la crisis hasta mediados de la próxima década, según FMI

    Revisa a la baja sus previsiones tras la victoria del 'Brexit' y pide reformas para afrontar el "monumental desafío" de Italia

    WASHINGTON, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La economía italiana se recupera gradualmente de una prolongada recesión gracias a la política monetaria expansiva, los bajos precios de las materias primas y el apoyo de la política fiscal, aunque sólo recuperará los niveles anteriores a la crisis a mediados de la próxima década, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para el país transalpino a raíz de la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio.

    "Los riesgos están inclinados a la baja, incluyendo la volatilidad de los mercados financieros, una oleada de refugiados y los vientos en contra de la ralentización del comercio mundial", advierte la institución internacional en las consultas para la elaboración de su informe anual sobre Italia.

    En este sentido, los técnicos del FMI que recabaron la información necesaria sobre el terreno durante el pasado mes de junio han revisado ligeramente a la baja como consecuencia de la victoria del 'Brexit' sus pronósticos de crecimiento para Italia, que crecerá algo menos del 1% en 2016 y en torno al 1% en 2017, frente a la previsión de un crecimiento del 1,1% este año y del 1,3% en 2017 antes de conocer el resultado de la consulta.

    "Esta senda de crecimiento implica un retorno a niveles pre crisis sólo a mediados de los años 2020 y un ensanchamiento de la brecha de ingresos de Italia con respecto a la media de mayor crecimiento de la zona euro", señalan la institución.

    Asimismo, en su análisis el consejo ejecutivo del FMI advierte de que Italia afrontará un prolongado periodo de saneamiento de los balances de sus entidades y, por tanto, de vulnerabilidad.

    De este modo, el FMI considera que las autoridades italianas se enfrentan "a un desafío monumental" y subraya que la recuperación necesita ser reforzada para reducir el elevado desempleo con mayor rapidez, así como incrementar los 'colchones' del sector financiero y reducir el endeudamiento.

    "Esto requiere de profundas reformas para transformar la economía que permitan a Italia ponerse al día tras dos décadas de baja productividad, además de una prudente política fiscal y reformas en el sector bancario", recomienda la institución.

    PREOCUPACIÓN BANCARIA.

    Por otro lado, el FMI pone de manifiesto las preocupaciones relacionadas con el sector bancario italiano, cuyas entidades afrontan significativos retos sobre la calidad y la baja rentabilidad de sus activos, con unos 360.000 millones de euros en préstamos moroso al cierre de 2015, una cifra equivalente al 18% del total de préstamos del sistema transalpino.

    Aunque los datos más recientes sugieren cierta estabilización de la morosidad de los bancos italianos y que la rentabilidad ha comenzado a recuperarse, el elevado volumen de préstamos morosos y la necesidad de provisionarlos han venido lastrando los ingresos de las entidades, limitando a su vez la capacidad de la banca de generar colchones de capital y ralentizando su saneamiento.

    De este modo, los expertos del FMI subrayan que este saneamiento de los balances de las entidades italianas representa "una prioridad", ya que permitirá reactivar la concesión de nuevos préstamos y respaldar así la recuperación de la economía.

    En este sentido, la institución subraya la importancia de reducir significativamente los préstamos morosos para estimular el crédito a las empresas, particularmente a las pymes, mejorando así la transmisión de la política monetaria a la economía real.

    Asimismo, el FMI considera que resolver el problema de los créditos morosos permitiría la reestructuración de la deuda de empresas viables, aunque admite que actualmente existe una significativa brecha entre el valor neto en libros y el valor de mercado de los préstamos morosos como consecuencia de un mercado inmobiliario "deprimido" y de las deficiencias estructurales que frenan la recuperación de los colaterales.

    Para leer más