22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 5 de febrero de 2010

    Economía/Laboral.-Bárcenas pide "más reflexión y sosiego" al Gobierno y dice que lo que suceda hoy es "imprevisible"

    MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa (Cepyme), Jesús Bárcenas, afirmó hoy que es "imprevisible" lo que suceda en el Consejo de Ministros con la propuesta de la reforma laboral y reclamó "más reflexión y sosiego" al Gobierno a la hora de adoptar medidas.

    "Con este Gobierno puede haber una propuesta de reforma laboral hoy, y quizá la semana que viene se pueden perder algunas líneas o perderse parte de la reforma", afirmó Bárcenas, quien pidió "más prudencia", porque, a su juicio, "gran parte del fallo" del diálogo social en la etapa anterior fue "intentar retransmitirlo casi como un partido de fútbol".

    "La negociación y los acuerdos tienen que tener su cocina y sacarlos a la calle cuando hay ya algo con base", afirmó en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

    El presidente de Cepyme aseguró desconocer por dónde irá la propuesta de reforma laboral del Gobierno y recordó que posteriormente debe debatirla con los agentes sociales, por lo que podría "haberse ahorrado" la presentación de hoy.

    "Creo que el Gobierno se está estresando bastante por todo lo que le está cayendo desde los distintos organismos internacionales y la propia Unión Europea y quizá se está tomando ésto como una solución para afrontar este momento crítico en la economía española", señaló Bárcenas, para quien "estresar" a los sindicatos tampoco es bueno, porque son "imprescindibles" en el diálogo social.

    "Toxo decía ayer que parecen una cuadrilla de aficionados, no quiero ratificar sus palabras, pero llevamos año y medio en el que no ha querido aceptar la crisis hasta hace poco y ahora corren las prisas porque internacionalmente nos están apretando", afirmó Bárcenas, tras considerar que no "hubiera venido mal" que el Ejecutivo hubiera retrasado su propuesta.

    Bárcenas afirmó que el mercado laboral necesita reformas y subrayó que lo que se pretende es que el modelo de contratación sea "mucho más flexible", de tal forma que, según dijo, una empresa pueda afrontar "medidas justificadas" en el momento en que las tenga que adoptar.

    "El despido no es la pieza clave de esta reforma", señaló Bárcenas, quien negó que los empresarios se estén aprovechando de la crisis para conseguir sus reivindicaciones. "Creo que hay un ejercicio de responsabilidad y lo que se pretende es tomar soluciones que se deberían haber tomado en los años de crecimiento y de bonanza", agregó.