18 de octubre de 2019
23 de febrero de 2010

Economía/Laboral.- El Congreso abre el debate sobre la reforma del sistema de bonificaciones ante su "agotamiento"

La Cámara Baja escuchará a patronal y sindicatos y remitirá al Gobierno un documento con recomendaciones de todos los grupos

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados arrancó hoy sus trabajos para estudiar la revisión de la política de bonificaciones a la contratación, tras recibir un informe del Ministerio que dirige Celestino Corbacho que constata que el actual sistema de bonificaciones a la contratación presenta "evidentes síntomas de agotamiento" que hacen aconsejable abrir una "reflexión" sobre su "replanteamiento y reforma" ante la actual crisis.

Este informe, que presentó el subdirector general de Estrategias de Empleo del Ministerio de Trabajo e Inmigración, fue elaborado en cumplimiento de los dispuesto en la Ley de Fomento del Empleo aprobada por el Congreso a finales del pasado año. A partir de ahora, la Comisión iniciará una ronda de comparecencias para evaluar su contenido, que el próximo martes contará con la presencia de representantes de las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CC.OO. y UGT.

También acudirán varios expertos de diversos organismos públicos y universidades. Así, esta mañana acudieron la directora del departamento de evaluación de la Agencia Estatal de Evaluación y Calidad, Ana María Ruiz, y representantes del grupo de trabajo de Luis Tohaia, adscrito al departamento de Fundamentos de Economía e Historia Económica de la Universidad de Alcalá de Henares, que coincidieron en la necesidad de abordar esta reforma.

El presidente de la Comisión de Trabajo del Congreso, el socialista Juan Barranco, explicó a Europa Press que el objetivo de estas sesiones es redactar un documento sobre la revisión del actual sistema con aportaciones de todos los grupos, que someterán a votación sus propuestas para remitirlas al Gobierno.

Precisamente, la presencia de la patronal y sindicatos busca que estas organizaciones aporten sus planteamientos e informes a los diputados en un trámite que no se quiere hacer al margen del diálogo social. La Comisión prevén tener listo el documento a mediados de marzo.

10.500 MILLONES EN DOS AÑOS Y MEDIO

El texto del informe presentado por Trabajo, al que tuvo acceso Europa Press, señala que desde julio de 2006 a 31 de diciembre de 2009 se destinaron cerca de 10.485 millones de euros que facilitaron 2,29 millones de contratos, un 3,89% del total de los que se registraron en España en ese periodo.

El Ejecutivo admite que el sistema ha visto "mermada su capacidad" para favorecer la contratación de los colectivos con mayores problemas de empleabilidad y "parece haber evolucionado" hacia una forma de reducir de "manera general" los costes de la contratación indefinida en comparación con los costes de la contratación temporal.

Trabajo señala que los resultados "parecen constatar" que el sistema de bonificaciones ha contribuido durante la crisis al mantenimiento de un "significativo volumen de contratación estable", si bien apunta que no se ha adaptado convenientemente a la situación económica actual, ya que no se ha modificado en tres años.

CORBACHO ADMITE QUE NO SE HAN CUMPLIDO OBJETIVOS

El ministerio que dirige Celestino Corbacho admite que el sistema de bonificaciones no ha cumplido con su aspiración inicial de realizar una "mejor selección" de los colectivos beneficiarios, ya que "de facto" la práctica totalidad puede ser susceptibles de bonificación, aunque sea de "manera indirecta", como en el caso de los hombres parados entre 31 y 44 años.

Asimismo, apunta que la reforma laboral de 2006 "no ha conseguido cambiar de forma apreciable con la cultura de la temporalidad" que domina el mercado español, ya que el número de contratos temporales sigue siendo elevado (14,6 millones de media en los últimos tres ejercicio), mientras que la crisis ha provocado que los indefinidos hayan empezado a acercarse durante la segunda mitad de 2009 a las cifras de hace tres años y medio.

Entre julio de 2006 y el 31 de diciembre de 2009 se firmaron en España un total de 58,78 millones de contratos, de los que 6,65 millones (el 11,3%) fueron indefinidos, mientras que 52,13 millones (el 88,7%) fueron contratos temporales. Del total de indefinidos, el 43,2%, 2,87 millones fueron conversiones de contratos temporales en indefinidos.

EL CONTRATO DE 33 DÍAS NO FUNCIONA

Del total de contratos, sólo 2,23 millones, un 3,89%, recibieron algún tipo de bonificación aunque los acogidos al sistema de bonificaciones diseñado en la reforma laboral de 2006 fueron 1,96 millones, un 3,34%. De éstos, 1,84 millones fueron contratos indefinidos (el 98,1% del total de los contratos indefinidos bonificados), y 125.827 contratos temporales (el 30,2% del total de los contratos temporales bonificados).

Además, el informe revela que de los 3,77 millones de contratos indefinidos firmados en este periodo, 2,87 millones (el 76%) fueron ordinarios, de los que sólo el 11,8% estuvo bonificado, mientras que el 24%, menos de un millón, fueron contratos de fomento de la contratación indefinida, la modalidad que plantea una indemnización de 33 días por año trabajado y que ahora quiere fomentar el Gobierno en su reforma laboral.