26 de junio de 2019
11 de abril de 2008

Economía/Laboral.- El empleo desacelerará su crecimiento hasta el 1,9% en el primer trimestre, según AFI-Agett

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El empleo crecerá en el primer trimestre del año un 1,9% en tasa interanual, frente al 3,4% registrado en igual periodo del ejercicio anterior, lo que se traducirá en la creación de 380.000 nuevos puestos de trabajo, lejos de los 669.000 que se generaron en 2007, según el 'Avance del Mercado Laboral' elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett).

Esta desaceleración será aún mayor en el segundo trimestre del ejercicio y especialmente en junio cuando, de acuerdo con las previsiones de este informe, el empleo sólo aumentará un tercio de lo que lo hizo el mismo mes del año pasado (1,2% frente al 3,6% de 2007).

Para AFI-Agett, el hecho de que el paro descendiera en marzo no implica un cambio de tendencia en el mercado laboral, pues esta caída vino motivada por la Semana Santa. De hecho, en términos desestacionalizados, el desempleo se incrementó el mes pasado en 7.592 personas.

Según este informe, la industria y la construcción siguen contribuyendo a la subida del paro, situación que se está viendo contrarrestada por el sector servicios. Sin embargo, AFI-Agett advierte de que esta circunstancia puntual no se dará los próximos meses, de forma que los servicios no podrán compensar el incremento del desempleo en la industria y, sobre todo, en la construcción.

En concreto, la industria está contribuyendo al repunte del paro desde enero de este año y a la destrucción de empleo desde el mes de marzo, deterioro que, de acuerdo con este estudio, se está trasladando a todas las ramas de actividad. Sólo la metalurgia y alimentación, bebidas y tabaco están evitando que este proceso sea más intenso.

Respecto a la destrucción de empleo que está experimentando la construcción, los autores de este estudio apuestan por otros sectores que puedan tomarle el relevo, aunque reconocen que la tarea no será fácil y que requerirá muchos recursos.

"Ni los sectores de relevo surgen espontáneamente, ni el trasvase de parados hacia aquellos se consigue de forma voluntarista. No es posible, de forma inmediata, hacer más empleables a los trabajadores expulsados del sector de la construcción", alegan.