15 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

Economía/Macro.- El Banco Mundial advierte de que la economía rusa está cerca de estancarse en 2015 y 2016

WASHINGTON, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Banco Mundial ha advertido este miércoles de que la economía rusa "está cerca del estancamiento" en 2015 y 2016 debido a los "riesgos sustanciales" a los que se enfrentan las perspectivas de crecimiento económico para el país en el periodo 2014-2016, según recoge el último informe sobre Rusia elaborado por la institución.

El organismo destaca que la economía rusa debe internalizar varias rondas de sanciones, respuestas a estas sanciones y medidas para estabilizar la economía, lo que genera un entorno con un mayor riesgo de reducir la demanda doméstica.

El escenario base contemplado por el Banco Mundial prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de Rusia aumente un 0,5% en 2014, para después crecer un tres décimas en 2015 y cuatro décimas en 2016.

En el escenario más optimista, la organización contempla un crecimiento del 0,9% en 2015 y del 1,3% en 2016, mientras que en el más pesimista la economía rusa entraría en recesión, al registrar una contracción del 0,9% en 2015 y del 0,4% en 2016.

El Banco Mundial recalca que la actividad económica del país ya se había visto paralizada por los "persistentes problemas estructurales" y la actitud expectante de gran parte de las empresas y los consumidores en 2013.

A esto, se han sumado la crecientes tensiones geopolíticas y un entorno político incierto, que se han convertido en la "principal sombra" paras las perspectivas de crecimiento de Rusia en el medio plazo.

"En la primera mitad de 2014, la estabilidad macroeconómica continuó y Rusia sigue teniendo grandes reservas para mantener la estabilidad en el futuro cercano. Sin embargo, existen pocos movimientos en la agenda de reformas estructurales, que podrían impulsar el potencial de crecimiento en el medio plazo", afirmó la autora del informe, Birgit Hansl.

En este contexto, el Banco Mundial señala que un mayor crecimiento de Rusia dependerá de un "sólido crecimiento" de la inversión privada y de un aumento de la confianza de los consumidores, lo que exige crear un entorno político predecible y abordar la agenda de reformas pendientes de resolver.

Para leer más