19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 7 de septiembre de 2009

    Economía/Macro.- Bono aboga por un pacto PP-PSOE y dice que la economía no puede confiarse "a un milagro del cielo"

    MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, abogó hoy por un acuerdo de Estado entre PP, PSOE y el resto de fuerzas políticas para mejorar la economía porque "las coincidencias son mayores que las diferencias", auque no sean noticia y no salgan en los titulares. "Hemos sabido dar ejemplo a lo largo de nuestra historia reciente de que podemos entendernos", subrayó.

    En declaraciones a Tele 5 recogidas por Europa Press, Bono apuntó que a los ciudadanos, lo que les interesa es que las cosas mejoren, y saben que mejoran más cuanto mayor es el entendimiento entre los que tienen encomendada la labor de gobernar. Cree que la economía "no es algo abstracto" y no puede confiarse "en un milagro del cielo ni en un milagro laico", sino que "entre todos" hay que recuperar la confianza.

    Explicó que la crisis "no la han provocado los trabajadores", por lo que "no deben pagarla los que más necesitan la solidaridad del Estado", ya que muchos políticos no se dedican a esa labor "para ser presidente del Congreso o ministro" sino porque creen en la "radical igualdad" entre todos los seres humanos y los Estados "sin odio social hacia nadie".

    "No se trata de predicar el odio social de unos contra otros ni las clases sociales en la lucha permanente que establecía Karl Marx, pero ayudar al que menos tiene me parece que es un principio al que no debemos renunciar", apostilló.

    PAGAR MÁS IMPUESTOS.

    Por otro lado, el presidente del Congreso destacó que "es evidente que quien mejor situación tiene es quien debe pagar más impuestos" para que las cosas mejoren "para aquellos que peor lo pasan", para que el Estado pueda hacer "el efecto redistribuidor". Considera que es demagógico decir que no hacen falta impuestos porque entonces "no habrá carreteras, ni policía, ni ejército, ni servicios públicos".

    También reconoció que decir que hay que bajar los impuestos "da votos" pero si no hubiese un efecto redistribuidor de los recursos, "probablemente no merecería la pena el Estado".