22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 14 de agosto de 2008

    Economía/Macro.- CC.OO. critica la supresión de Patrimonio e insta a garantizar unos ingresos tributarios "suficientes"

    No confía en las 24 "soluciones mágicas" que prevé aprobar el Consejo de Ministros para afrontar la crisis

    MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    CC.OO, criticó hoy la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, dada la necesidad de disponer de un sistema tributario "suficiente y justo" que dote de mayor margen de actuación al Estado, especialmente en un momento en el que se precisa reforzar las políticas públicas de protección a las personas en peor situación.

    En un comunicado, la organización liderada por José María Fidalgo recalcó que la recaudación por Patrimonio (1.800 millones de euros anuales) supera con creces la dotación aprobada en 2008 para la puesta en marcha de la Ley de Dependencia (1.200 millones de euros) o el gasto en política de vivienda (1.369 millones de euros).

    Asimismo, a la vista de las justificaciones dadas por el Gobierno para suprimir este tributo, desde CC.OO. se ve con "preocupación" cuál será el futuro de otros, como el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, donde también se produce competencia entre territorios, o del IRPF, cuya progresividad es muchas veces eludida por rentas muy elevadas que utilizan sociedades instrumentales.

    Por otro lado, la organización consideró que esta supresión es "una buena noticia para una minoría y una pésima decisión para la mayoría de la sociedad". Así, aseguró que este tributo centra su recaudación en las rentas más elevadas y exonera a las bajas y medias, por lo que, a su juicio, la supresión "suena más a renuncia en la lucha contra el fraude que a mejora de los intereses de la sociedad".

    LAS "SOLUCIONES MÁGICAS" DEL GOBIERNO.

    La supresión del Impuesto de Patrimonio que aprobará hoy el Consejo de Ministros acompañará a un nuevo paquete de medidas anticrisis que tampoco ha gustado a CC.OO. Según apuntaron, "es bastante difícil encontrar soluciones mágicas a graves problemas generados durante la última década".

    En opinión de CC.OO., las medidas adoptadas hasta la fecha podrían haber estado orientadas en otra dirección con más posibilidades de ayudar a mejorar la actual situación y han agotado los márgenes para afrontar económicos de la Administración.

    Por el contrario, la organización propuso "actuaciones ambiciosas en materia de vivienda", concentradas en el alquiler, para reducir "significativamente" el excesivo esfuerzo exigido a los ciudadanos para acceder a un inmueble.

    Asimismo, CC.OO. apostó por la generalización de la educación de cero a tres años y la puesta en marcha de los servicios dirigidos a las personas dependientes, como motores para la generación de empleo.

    Por último, instó a garantizar la cobertura de las prestaciones económicas por desempleo e impulsar "más medidas estratégicas que las anunciadas" para mejorar el funcionamiento de los Servicios Públicos de Empleo y que sean capaces de "acompañar" en su reinserción laboral a todas las personas desempleadas inscritas.