18 de octubre de 2019
7 de abril de 2008

Economía/Macro.- La CEOE propondrá a Gobierno y sindicatos avanzar "a corto plazo" hacia un sistema mixto de pensiones

Díaz Ferrán defiende que los salarios crezcan "un poco menos" que el IPC y asegura que "no hay una recesión ni la habrá"

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó hoy que la patronal propondrá a Gobierno y sindicatos avanzar "a corto plazo" hacia un sistema mixto de pensiones que garantice unas cantidades mínimas a través del sistema público y que se complemente con prensiones privadas.

En una entrevista a Europa Press, Díaz Ferrán indicó que es necesario acometer en esta legislatura una reforma de la Seguridad Social y, en este contexto, la CEOE pondrá "en la mesa de negociación" tripartita la necesidad de alcanzar, "más bien a corto que a medio plazo", un sistema mixto de pensiones.

"Uno público que garantice unas cantidades determinadas, y aquí podría haber una discusión de cuáles serán las cantidades mínimas, y después tiene que haber unas pensiones privadas de cada uno de los ciudadanos y habrá que facilitar también esta fórmula", subrayó el presidente de los empresarios, para quien esta legislatura puede ser "una oportunidad" para avanzar hacia este modelo.

Preguntado sobre la posibilidad de que el Gobierno apruebe incentivos fiscales para promover los planes de pensiones de empresa, Díaz Ferrán dijo que se puede adoptar esta medida "y mil más" dentro de la mesa de negociación que deberá abordar la reforma de la Seguridad Social.

La CEOE cree necesario acometer también una reforma del mercado laboral, ya que desde los últimos cambios han pasado ya cuatro años. Díaz Ferrán indicó que los empresarios defenderán "fórmulas más inteligentes e imaginativas" para conseguir que las empresas tengan más competitividad y los trabajadores más seguridad. "Todas estas medidas las propondremos dentro del diálogo social, que nos parece fundamental", agregó.

LA CEOE QUIERE UNA NUEVA REFORMA LABORAL.

"Creo que es necesario el que nos volvamos a sentar. La última reforma del mercado de trabajo se hizo a principios de la pasada legislatura", subrayó Díaz Ferrán, tras indicar que hay "fórmulas" en Europa que van en la dirección de combinar la seguridad de los trabajadores con la flexibilidad de las empresas y están funcionando "con éxito".

En cuanto al proceso de diálogo social que se abre con esta nueva legislatura, el presidente de la patronal descartó que vaya a ser más duro como consecuencia de la desaceleración económica, y señaló que la CEOE seguirá defendiendo la moderación salarial y que las revisiones salariales estén dentro del IPC previsto.

En este sentido, afirmó que los empresarios apuestan por que los salarios crezcan "un poco menos" que la inflación, "sea cual sea el IPC". Puso como ejemplo que si el IPC llegara a las "cifras disparatadas" del pasado del 10% ó el 12% --extremo que descartó--, una revisión salarial del 8% sería moderación salarial. "Se trata de que los salarios estén por debajo de la inflación para que contribuyan a que ésta baje", reiteró.

En su opinión, este "entendimiento" existe también con los sindicatos que, según Díaz Ferrán, "aceptan la moderación salarial y que cualquier otra subida esté relacionada con la productividad". Además, recordó que las revisiones salariales se hacen siempre según el cierre de la inflación, que para este año puede acabar entre el 3% y el 3,5%, lejos del crecimiento del 4,6% de marzo.

Pese a ello, admitió que las subidas salariales de los 2.500 convenios colectivos que se han firmado en lo que va de año "se han disparado un poco por encima de lo previsto", aunque insistió en que confía en el mantenimiento de la moderación salarial pese a los repuntes inflacionistas.

REBAJAR SOCIEDADES, "UNA AUTÉNTICA NECESIDAD".

En materia fiscal, adelantó a Europa Press que la Junta Directiva de la CEOE aprobará el próximo 10 de abril un documento que entregarán al Gobierno en el que, entre otras medidas económicas, se incluirá la necesidad de rebajar el Impuesto sobre Sociedades, dado que algunos países del entorno tienen un tipo impositivo del 10% o del 15%, frente al 30% español.

"Es difícil competir con ellos teniendo un impuesto del 30%. No es un capricho pedir esta rebaja, es una auténtica necesidad", insistió Díaz Ferrán, quien negó que una rebaja de este tributo pueda poner en peligro el superávit presupuestario. "Lo que proponemos no es para cargarnos el superávit, sino para que haya más superávit, porque llevaría consigo más actividad económica, más creación de empleo y se aportarían muchos más ingresos al Estado", añadió.

En cuanto a la evolución de la economía española en los próximos años, el presidente de la patronal aseguró que la CEOE "no cree que haya una recesión ni que la vaya a haber". Así, afirmó que en este momento hay una desaceleración económica, que puede ser más o menos brusca dependiendo de lo que pase en las entidades financieras internacionales, con problemas de liquidez.

ESPAÑA CRECERÁ ENTRE EL 2,4% Y EL 2,7% EN 2008.

En este sentido, señaló que la economía española tiene "buenos fundamentos" y que las entidades financieras del país tienen una situación "sólida", por lo que, según las estimaciones de la CEOE, el PIB crecerá entre el 2,4% y el 2,7% en 2008, y entre el 1,8% y el 2,1% en 2009.

"Por tanto, esto no es una recesión, será una desaceleración que puede calificarse de brusca o de suave, pero no es una recesión", reiteró Díaz Ferrán, quien, no obstante, admitió que existen "muchas incertidumbres" sobre la evolución de la economía y del empleo.

PIDE UNA REBAJA DE TIPOS, PESE A LA INFLACIÓN.

A pesar de descartar un crecimiento negativo en la economía española, el presidente de la patronal insistió en la necesidad de que el Banco Central Europeo baje los tipos de interés, como está haciendo la Reserva Federal estadounidense, y descartó la posibilidad de que un descenso de tipos pueda provocar más inflación en un momento de menor crecimiento, fenómeno conocido como 'estanflación'.

"La inflación está funcionando con independencia de los tipos, porque sube el precio del crudo y de las materias primas, y ello se tiene que reajustar y no tiene nada que ver con que se bajen o no se bajen los tipos de interés. En cambio, la subida de tipos sí que está afectando mucho a las economías de las empresas y de las familias", subrayó.

Finalmente, Díaz Ferrán mostró su preocupación por la falta de coordinación de las comunidades autónomas en algunas materias económicas, lo que puede tener consecuencias negativas en la unidad de mercado, y apostó por mejorar dicha coordinación.

"No vemos otra fórmula que no sea la coordinación, porque las competencias están transferidas a las comunidades", reiteró el presidente de la CEOE, tras afirmar que la patronal no entra en el debate de que el Estado rescate competencias transferidas a las comunidades.