9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Economía/Macro.- China asegura que no tendrá problemas para crecer un 8% en 2009

    PEKÍN, 27 Feb. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

    El Gobierno chino se manifestó hoy confiado en poder llegar al objetivo de crecimiento del 8% que se ha marcado para 2009, según afirmó el viceministro de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Liu Tenan.

    Liu, cuya agencia se encarga de establecer las políticas económicas del país, afirmó que China sigue disfrutando de un rápido desarrollo, al estar en pleno proceso de industrialización y urbanización, y su sistema financiero está, en conjunto, en "buena forma".

    Además, defendió el plan de estímulo puesto en marcha por el Gobierno, que ofrecerá ayudas a tres sectores distintos y permitirá, además, que crezca la confianza, informa la agencia oficial Xinhua.

    Entre los sectores beneficiados se incluyen los del automóvil, petroquímico, siderúrgico, textil, naviero, electrónico y de tecnología de la información, entre otros.

    Los planes previstos, según Liu, no sólo van dirigidos a contrarrestar la actual crisis económica, sino también a contribuir a la reestructuración y modernización de estas industrias, reduciendo, por ejemplo, sus efectos contaminantes.

    El viceministro insistió en que China se opone al proteccionismo comercial, y aseguró que ninguna de las nuevas medidas incluirá políticas de este tipo. "El proteccionismo puede tener algunos efectos a corto plazo, pero es una opción con poca visión de futuro", agregó.

    Las nuevas ayudas tendrán que ser aprobadas en la reunión anual de la Asamblea Popular Nacional, que se iniciará la próxima semana. Pekín ya había anunciado en noviembre que inyectaría 5 billones de yuanes para apuntalar su economía ante el impacto de la crisis. Buena parte de este dinero, no obstante, ya estaba incluido en presupuestos anunciados anteriormente, o su inversión no correrá a cargo del Gobierno, sino del sector privado.