24 de noviembre de 2020
8 de agosto de 2007

Economía/Macro.- La crisis de la vivienda reducirá a la mitad el crecimiento del PIB español en 2008, según Commerzbank

FRANKFURT, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La economía española apenas crecerá un 1,5% durante el próximo año por "el fin del 'boom' inmobiliario, las subidas de tipos de interés y la fortaleza del euro", según se desprende del último informe sobre la economía española elaborado por el banco alemán Commerzbank.

De este modo, la entidad germana pronostica que el fin del 'boom' inmobiliario supondrá una aguda caída de la inversión en el sector de la construcción, el principal motor de crecimiento de la economía española en los últimos años, y este descenso repercutirá en otros sectores de la economía más o menos relacionados con la construcción, con lo que se producirá un incremento del desempleo.

El banco calcula que los últimos datos de aumentos en el precio de la vivienda proporcionados por las autoridades españolas (+5,8% interanual en el segundo trimestre) muestran que, tras los necesarios ajustes de calendario, los precios "virtualmente se han estancado durante este periodo" y subraya el descenso registrado ya en los permisos de construcción, que cifra en un 20% menos en los primeros cuatro meses del año.

Commerzbank advierte de que durante los años de expansión inmobiliaria, el sector de la construcción ha llegado a representar aproximadamente un 18% del PIB del país, destacando que la cifra aumentó seis puntos porcentuales en los últimos diez años, con una especial incidencia del segmento de la construcción residencial.

De este modo, la entidad germana señala que el sector de la construcción pasará de ser la locomotora de la economía española a ser una rémora en el crecimiento del país, alertando del impacto que la caída de la inversión en la construcción tendrá no sólo en los datos de crecimiento macroeconómico, sino también por su contagio a aquellos sectores relacionados directamente como los fabricantes de materiales de construcción, agentes inmobiliarios...

Asimismo, el informe señala que en los últimos cinco años casi una quinta parte del empleo creado en España estaba relacionado con la construcción, lo que ante el cambio de ciclo supondrá una pérdida de empleos que, en consecuencia afectará al consumo.

Además, Commerzbank advierte de que la economía española encara otros problemas como la subida en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), lo que afectará a la gran mayoría de hipotecas en España, generalmente contratadas a tipo variable, por lo que los hogares deberán afrontar mayores gastos relacionados con la vivienda y podrían reducir el consumo. Además, la entidad alemana apunta que la fortaleza del euro podría complicar las exportaciones españolas.

La suma de estos elementos permiten a Commerzbank pronosticar que la economía española crecerá un 1,5% en 2008, frente al consenso del mercado, que augura un crecimiento del PIB del 3%, mientras que el Gobierno español situó su última estimación en el 3,3%.

REFORMAS LABORALES.

Sin embargo, el banco germano no prevé un derrumbe económico, sino que pronostica que la economía española afrontará un proceso de ajuste prolongado, puesto que los efectos del retroceso en la construcción serán paliados por el aumento de la población debido a la inmigración y la actual situación de prosperidad general.

Por otra parte, Commerbank indicó que la bonanza económica de los últimos años ha hecho que algunos problemas estructurales queden aparcados, entre los que la entidad destaca la baja competitividad de la economía española por el fuerte aumento de los salarios y a la débil mejora de la productividad desde la introducción del euro.

En opinión del banco, España "a medio plazo debe restaurar como prioritaria la competitividad en precios" mediante una mayor "flexibilidad salarial y una protección laboral menos rígida", aunque advierte de que la experiencia alemana mostró que un menor crecimiento salarial se traslada a un menor consumo.

EL PRIMERO ENTRE LOS MIEMBROS DE LA EUROZONA EN SUFRIR PROBLEMAS

El informe del banco alemán señala que España será el primero entre varios países miembros de la zona euro en padecer estos problemas, y apunta que el país pasará de ser uno de los puntales de crecimiento económico del bloque a un componente de la parte baja de la 'clasificación'.

Commerzbank pronostica que de producirse una desaceleración como la estimada por la entidad, ésta restaría dos décimas al crecimiento de la eurozona. Además, advierte de que la gravedad del escenario podría verse incrementada en el caso de que otros miembros del bloque se vieran inmersos al mismo tiempo en una corrección similar a la del mercado inmobiliario español.

Entre los países que podrían verse en problemas Commerzbank señala a Grecia, Irlanda y Portugal, cuyos costes laborales unitarios superan incluso a los de España, mientras que Italia y Holanda han mantenido un ritmo similar al español.