26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    Economía/Macro.- Díaz Ferrán pide al Gobierno reformas estructurales y flexibilizar contratos para salir de la crisis

    Reconoce "altibajos" en el diálogo social, pero insiste en que hay voluntad por parte de todos de llegar a acuerdos antes del verano

    PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó hoy en Pamplona que el Gobierno central debe acometer "reformas estructurales" en el mercado de trabajo "para flexibilizar y hacer más seguros los contratos", así como en materia fiscal y educativa "para salir lo antes posible de la crisis, una vez se haya tocado fondo".

    Díaz Ferrán realizó estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada esta mañana en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), con motivo de su participación esta tarde en Estella en la jornada inaugural del congreso COPYMA. Durante la visita a Navarra, participó en una reunión extraordinaria con el comité ejecutivo de la CEN para analizar la situación actual de la economía.

    Tras conocerse ayer el dato de paro del mes de mayo, que descendió por primera vez desde hace más de un año, Díaz Ferrán subrayó que "no se debe pensar que se ha tocado fondo", porque los "buenos" datos "son coyunturales" y para salir de la crisis España "debe hacer bien los deberes" y acometer "reformas de calado en todos los sectores económicos".

    En concreto, afirmó que el Gobierno central debe "reformar el mercado de trabajo y hacer los contratos más flexibles y más seguros", como ya han hecho países europeos como Austria o Dinamarca, "donde el paro es del 4%, mientras que en España es del 17%".

    A su juicio, "algo se hace mal en España" porque los datos del paro "siempre son superiores a la media de la UE". Por eso, abogó por reformas "consensuadas" con los sindicatos, patronales y Gobierno y "confío en la sensatez de todos", dijo, "para alcanzarlas". "En eso estamos", añadió.

    También aseguró que es necesaria una reforma fiscal para que España sea "más competitiva" en la balanza comercial, así como en el sistema educativo y la formación profesional, para, en definitiva, "conseguir que España atraiga inversiones del exterior y las empresas de aquí puedan crecer".

    Para ello, sostuvo que es "imprescindible un marco adecuado donde las empresas puedan desarrollarse" y afirmó que ahora, "desgraciadamente", no tienen ese marco porque España es un país "muy burocratizado".

    Sobre los datos del paro del mes de mayo dijo que se deben al Fondo de Inversión Local de 8.000 millones de euros para que los ayuntamientos españoles acometieran obras "coyunturales", así como al inicio "de la temporada turística en España".

    Sin embargo, afirmó que si no se cambian las cosas "el paro seguirá creciendo en los próximos meses y hasta final de año". Por eso, señaló, "no hay que pensar que la tendencia se ha cambiado, porque es sólo de forma coyuntural, y no se ha tocado fondo". A su juicio, primero saldrá de la crisis Estados Unidos y China, y después Europa, y dentro de ella, "primero lo harán quienes hagan sus deberes bien".

    DIÁLOGO SOCIAL.

    Díaz Ferrán aseguró que actualmente el diálogo social en España goza de "buena salud". "Siempre apostamos por él, de forma permanente, ya que trabajadores y empresarios debemos ir de la mano para que todo funcione", dijo. Sin embargo, afirmó que es "lógico", que en estas relaciones "haya altibajos", pero subrayó que "todas las partes están poniendo voluntad".

    "Tanto UGT como CC.OO. y las principales patronales tenemos las mayor voluntad para llegar acuerdos", añadió, y dijo que prueba de ello es que siguen sentados en las mesas de negociación para ver si son capaces, antes de que llegue el verano, de alcanzar acuerdos positivos, a los que después se sume el Gobierno y se traduzcan en leyes par evitar la destrucción de empresas y empleo.

    A su juicio, uno de los mayores problemas es la falta de financiación de las pequeñas, medianas y también grandes empresas, ya que las líneas de crédito "llegaron tarde y no han funcionado bien". Según recalcó, "hay muchas empresas que han cerrado no porque no fueran viables, sino porque no les ha llegado el crédito" y la solución a este problema "debe venir por el Gobierno".